Los viajes de Sullivan: Una declaración de amor al cine

Los viajes de Sullivan: Un director de éxito deja Hollywood harto de cine banal y deseoso de hacer cine que muestre la vida real. Para inspirarse viaja de incógnito.

Sturges había escrito para directores como William Wy­ler, Howard Hawks y Mitchel Leisen, y afortuna­da­mente logró convencer a los jefes de la Para­mount pa­ra que le dejaran dirigir. Se estrenó con The great McGinty y Navidades en julio. Luego vino Las tres noches de Eva, una película de la que se ha escrito que tiene una de las parejas (FondaStanwick) más atractivas de la historia. Sturges tuvo éxito y em­prendió la aventura de su cuarta película, que para mu­chos es su obra maestra, Los viajes de Sullivan.

- Anuncio -

La película retrata el mundo de Hollywood con una mor­dacidad casi inigualada. Un reputado director de ci­ne, Sullivan, interpretado por el actor favorito de Stur­ges, Joel McCrea, se disfraza de vagabundo y se aven­tu­ra en un viaje por la América real, tratando de comprender un mundo triturado por la depresión. Sullivan quie­re hacer una película distinta y necesita do­cumentar­se. Descubrirá que en tiempos duros la gen­te quiere co­medias, risas.
El descubrimiento de Sullivan, un claro alter ego del pro­pio Sturges, es una declaración de intenciones del rea­lizador, uno de los directores más dotados del cine ame­­ricano en lo que a comedia se refiere.

En esta película paradigmática, Sturges entrega unos diá­logos sencillamente portentosos, mezclando los géneros bajo el paraguas de la comedia, una come­dia que ha­ce reír y emociona y nos pone serios. El esti­lo documental de algunas secuencias es sencillamen­te deslumbrante. Y la historia de amor se de­sarrolla con una originalidad pocas veces vista en la come­dia clásica americana.

El resultado es impresionante. Al fin y al cabo es una de­claración de amor al cine, a la inteligencia del ci­ne inte­ligente para espectadores muy heterogéneos. Un cine que en esos momentos se hace en Estados Uni­dos con una prodigalidad muy notable.

La carrera de Sturges se apagará como una cerilla a fi­nales de los 40; con sólo 11 películas en su haber. Stur­ges ha marcado a artistas de nuestros días, como los her­manos Coen, que le harán un homenaje con una pelí­cula que lleva el título del drama social que pre­tendía ha­cer Sullivan, O Brother!. William Wyler di­ría de Stur­ges algo muy elogioso: “ante la imposibi­lidad de hacer una buena película sin un buen guionis­ta, Preston Stur­ges siempre tenía a su lado uno: Pres­ton Sturges”.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU.
  • Año: 1941
  • Género: Comedia  
  • Duración: 90 min.
  • Distribuidora DVD: Sherlock
  • Público adecuado: +16 años

Sullivan’s Travels

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor