Me casé con una bruja

Me casé con una bruja, de René Clair
Me casé con una bruja, de René Clair

Me casé con una bruja: Obra maestra de René Clair

Me casé con una bruja | Nueva Inglaterra, siglo XVII. Jonathan Wooley, un predicador condena a una joven bruja y a su padre a ser quemados en la hoguera. La bruja, condena a su vez a Wooley y a su descendencia a ser desdichados en amores, in saecula saeculorum. Han pasado varios siglos y un Wooley…

Wallace Wooley del siglo XX es un político que aspira a convertirse en gobernador del Estado y está comprometido con la diabólica hija de un hombre muy rico.

La bruja Jennifer (una bellísima y chispeante Veronica Lake) y su padre reaparecen tras una cortina de humo para seguir haciendo infelices a sus mortales enemigos…

Obra maestra del maestro francés René Clair (1898-1981) durante su estancia en Estados Unidos durante la II Guerra Mundial. Antes había deslumbrado con otra original comedia El fantasma va al Oeste (1935). Cineasta ya muy prestigioso en el mudo (Un sombrero de paja de Italia), Clair supo transitar al sonoro, con Bajo los techos de París.

La deliciosa comedia que nos ocupa fue producida por Preston Sturges, de cuyo talento como director nos ocupamos en estas mismas páginas. En el cine es frecuente hablar de química para referirse a lo bien que congenian un actor y una actriz, y esta película es, en ese sentido paradigmática: Lake (Los viajes de Sullivan) y March (Los mejores años de nuestra vida) se entienden a las mil maravillas. Es especialmente divertido observar lo mucho que se dicen -y nos dicen- con la mirada.


Me casé con una bruja

I married a witch, USA, 1942 Director: René Clair  Guión: Robert Pirosh, Marc Connelly Música: Roy Webb Fotografía: Ted Tetzlaff  Intérpretes: Fredric March, Veronika Lake, Susan Hayward obert Benchley, Cecil Kellaway, Elizabeth Patterson, Robert Warwick Género: Comedia  Duración: 78 min  Distribuidora DVD: Suevia