París, Texas: Travis y Jane

París, Texas | En un desierto tejano, junto a la frontera con México, un hombre demacrado y sin equipaje camina so­lo, abra­sado por el sol. Está am­nésico y no recuerda quién es. Un hermano le ayudará a buscar a su mujer.

Palma de Oro en Cannes y otros mu­chos premios para el alemán Wim Wenders (Dusseldorf, 1945) por este hermoso y atípico drama con estructura de western. Contó Wenders con actores excelentes y una morosa y magnética historia es­crita por el actor Sam Shepard, des­granada con una música muy ins­pirada del guitarrista Ry Cooder, con quien volvería a colaborar para rodar esa deliciosa película so­bre el son cubano, Buena Vista Social Club, estrenada en 1999.

El encuentro entre Travis y Jane es inolvidable, una larga secuencia, de planificación extraordinariamente compleja y, a la vez, irresistible en su sencillez: pocas veces el ci­ne ha logrado que una voz pueda ha­cer tanto daño y albergar tanta amar­gura como la de ese hombre ro­to contando su historia y hacien­do una oblación de lo que más quie­re en el mundo.

Son muy brillantes la fotografía de Robbie Müller (es un tipo enor­me, baste decir que luego hizo Bailar en la oscuridad) y el montaje de Peter Przigodday.

Para terminar, la bella Nastassja Kins­ki, claro, que ya nos dejó K.O. cin­co años antes en Tess, la adap­ta­ción de la novela de Hardy que hi­zo Roman Polanski. La estupenda edi­ción en DVD permite escuchar los comentarios del director, muy re­levantes para los que estén interesados en lenguaje cinematográfico.

Ficha Técnica

  • País: Francia, Alemania (Paris, Texas, 1984)
  • Fotografía: Robbie Müller
  • Montaje: Peter Przigodday
  • Música: Ry Cooder
  • Distribuidora: Filmax
  • Duración: 147 min.
  • Público adecuado: +16 años
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor