Pasión de los fuertes: Épica y lírica

Wyatt Earp (Henry Fonda), con experiencia como sheriff de Dodge City, recibe una oferta de trabajo suculenta: comisario de la ciudad de Tombstone. Sin embargo, Earp rechaza el ofrecimiento porque le interesa más el negocio ganadero al que se dedica con sus hermanos. Desgraciadamente, uno de ellos muere asesinado, por lo que cambia de opinión y acepta la vacante nombrando como ayudantes a sus hermanos.

Como muchos críticos han confirmado, estamos ante la mejor adaptación al cine sobre el legendario «duelo en Ok corral» en la ciudad de Tombstone, Arizona. Tras regresar de las líneas de combate durante la Segunda Guerra Mundial, John Ford vuelve al western con todas sus fuerzas para entregar otra inolvidable obra maestra.

- Anuncio -

Cristina Abad, en la revista FilaSiete, resalta que «como la flor que germina en el desierto, en nin­gún medio resulta más radiante la dig­nidad humana que en el inhóspito y sal­vaje Oeste donde alguna vez tiene que lle­gar el orden, la compasión y la jus­ti­cia. Este Tombstone, sin ir más le­jos, ciudad sin ley, donde Wyatt Earp, antiguo she­riff de Dodge City convertido en tratante de ganado junto con sus her­ma­nos, decide aceptar el puesto vacante de co­misario tras el asesinato del pe­queño, no para vengarse sino para ofre­cer a los jó­venes como él un futuro me­jor».

Pasión de los fuertes parte de un guion pluscuamperfecto, que evoca sensaciones buenas y emociones peculiarmente cautivadoras. Un ejemplo: la con­ver­sa­ción entre el comisario y Doc en la barra, o el primer encuentro con Cle­men­ti­ne. Una lección magistral de cómo un entorno puede llegar a ser transformado para evocar el paisaje psicológico de los propios personajes que lo habitan.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Joseph MacDonald
  • Montaje: Dorothy Spencer
  • Música: Cyril Mockridge
  • País: EE.UU. (My Darling Clementine)
  • Año: 1946
  • Distribuidora DVD: Fox
  • Duración: 97 min.
  • Público adecuado: Todos
Suscríbete a la revista FilaSiete