Perdición

El cine negro americano tiene en Per­­dición una de sus películas más em­ble­máticas. Repleta de suspense, to­no exis­tencial y diálogos inteligentes

Perdición

Perdición: El guión debe su brillantez a un trío de ases: Billy Wilder y el escritor Ray­mond Chandler adaptando la novela Pacto de sangre, de James M. Cain.

El cine negro americano tiene en Per­­dición una de sus películas más em­ble­máticas. Repleta de suspense, to­no exis­tencial y diálogos inteligentes, sublimados por la mano infalible del director. Al propio Hitchcock le hu­biera gus­tado dirigirla. Prueba de ello es su co­nocida frase: “Después de Double Indemnity, las dos palabras más importantes del cine son Billy Wil­der”.

- Anuncio -

En Los Angeles, un agente de seguros (Fred MacMurray) y una cliente (Barbara Stanwyck) traman el asesinato del esposo de ésta para cobrar un cuantioso y falso seguro de accidentes. Todo se enreda cuando entra en acción Barton Keyes (Edward G. Ro­binson), un investigador de la empresa de seguros.

El guión debe su brillantez a un trío de ases: Billy Wilder y el escritor Ray­mond Chandler adaptando la novela Pacto de sangre, de James M. Cain, uno de los exponentes de la novela negra, que estaba basada en un cri­men real cometido unos años an­tes.

Muchas cosas se pueden decir de es­ta película que tuvo siete nominaciones al Oscar que finalmente le fueron arre­batados por Going my way, de Leo Mc­Carey. Su narración en prime­ra per­sona a través de una confesión y un larguísimo flashback, los propios diá­logos irónicos y repletos de metáforas, como el recurso al encendedor o la referencia a los límites de velocidad, y la química y tensión entre la pa­reja protagonista que habían visto sub­vertidos sus géneros habituales, de co­media y melodrama a drama policiaco. Incluso Robinson, que pasa de gáns­ter a sabueso implacable pero de buen corazón, y por momentos se ha­ce dueño y señor de la pantalla.

El mismo año de esta película se estrenó La mujer del cuadro, de Fritz Lang, de la que hablamos en estas mis­mas páginas. Dos crímenes similares, uno premeditado y otro fortuito y en defensa propia; un idéntico mó­vil -la debilidad del hombre por una mu­jer-; una parecida manera de ocultarlo, un mismo actor -el gran Robinson– para dos papeles muy distintos, y dos finales muy dispares.


Perdición

Double indemnity País/Año: EE.UU., 1944 Dirección: Billy Wilder Guión: B. Wilder, Raymond Chandler (adaptación de la novela de James M. Cain) Fotografía: John F. Seitz Música: Miklós Rózsa Intérpretes: Fred MacMurray, Barbara Stanwyck, Edward G. Robinson, Tom Powers, Porter Hall, Jean Heather Distribuidora DVD: Fox Home Duración: 106 min. Público adecuado: +12 años

Reseña Panorama
s
Cristina Abad
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla