Serpico: Rebelde con causa

Serpico cuenta una historia real, la que publicó Frank Serpico desde su retiro/refugio en Italia, tras los acontecimientos que se narran en esta película. Comienza con la noticia de que el agente Serpico ha sido herido en acto de servicio y no se sabe si sobrevivirá. Las reacciones de sus compañeros indican que no era un policía popular. Cabe preguntarse si no serían sus colegas quienes le dispararon. A continuación un largo flash back muestra cómo se llegó a esta situación. Vemos a Frank Serpico, de origen italiano, desde que sale de la Academia de policía con uniforme, hasta que se convierte en un veterano y se mueve de incógnito por las calles.

El problema de Serpico es que hay una gran corrupción en la policía y él es honrado y se niega a participar en los «trapicheos» de sus colegas. No acepta sobornos. Se juega la vida en la calle y tiene que guardar sus espaldas. Algunos de sus superiores le piden que consiga pruebas de la corrupción existente. Él se decide a hablar y luego es abandonado. La tensión es tremenda y afecta la salud física e incluso la mental del agente.

- Anuncio -

Sidney Lumet (Doce hombres sin piedad) narra esta historia de un «rebelde con causa» con sobriedad, sin adorno. El guion evita cualquier tipo de floritura argumental o de diálogo. La composición del personaje es extraordinaria: se trata de un hombre normal, no de un súper héroe; sus defectos quedan patentes en el trato de sus amigos y con las mujeres que se le han acercado. Su indignación es real y su casi desesperación también, al estrellarse sistemáticamente con un muro y sentirse abandonado por aquellos que le habían exigido un gran sacrificio. La creación de Al Pacino es antológica.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Arthur J. Ornitz
  • Montaje: Richard Marks
  • Música: Mikis Theodorakis
  • País: EE.UU., Italia, 1973
  • Duración: 129 min.
  • Distribuidora: Universal
  • Público adecuado: +18 años (V+D)
Suscríbete a la revista FilaSiete


Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.