Solo ante el peligro: Una alegoría política

Solo ante el peligro | La mítica película de Fred Zinnemann (Chacal) fue candidata a siete Oscar (con­siguió cuatro: actor principal, mon­taje, música y canción original). La cinta supuso un segundo des­pegue en la carrera de Gary Coo­per, ahora convertido en un ga­lán maduro. También marcó el inicio de los grandes éxitos de Fred Zi­nnemann y de la carrera cinematográfica de Grace Kelly.

El sheriff Will Kane se acaba de ca­sar y renuncia a su cargo para abrir un pequeño negocio en otra lo­calidad. En ese momento, llega la no­ticia de que un criminal llamado Frank Miller, a quien Kane había detenido, ha sido liberado y viene a ven­garse. La historia del sheriff aban­donado por los suyos y enfrentándose en solitario a sus enemigos tras­ciende la anécdota del western y se convierte en una alegoría política: el guionista y productor Foreman enfrentado al Comité Par­la­mentario sobre Actividades An­tiamericanas, la caza de brujas de McCarthy. Foreman tuvo que com­parecer ante el senador durante el rodaje de esta cinta y terminó en las listas negras.

La secuencia de apertura es un alar­de: mientras duran la canción y los títulos de crédito se presenta to­da la situación. La segunda parte trans­curre en tiempo real. Es notable la dolorida expresión de Gary Coo­per: Zinnemann aprovechó una úl­cera que sufría el actor para usar la molestia física y convertirla en sufrimiento moral. Un pro­digio de concisión, 85 minutos.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (High Noon), 1952
  • Fotografía: Floyd Crosby
  • Montaje: Elmo Williams
  • Música: Dimitri Tiomkin
  • Distribuidora DVD: Vellavisión
  • Duración: 85 min.
  • Público adecuado: +12 años
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor