Sospecha: Un filme que atrapa al espectador

Adaptando la novela Before the fact, de Francis Iles, Hitch­cock (1899-1980) hizo su cuarta película norteame­ricana, después de triunfar con Rebeca en el 40 y estre­nar ese mismo año Enviado especial. En el 41 estrenó una insólita comedia romántica, Matrimonio original, por una petición de Carole Lombard. El 14 de noviem­bre de ese mismo año llega a la pantalla Sospecha, me­nos de un mes antes del ataque japonés a Pearl Harbour.

Con­ grandes interpretaciones de un ambiguo Cary Grant y de una frágil Joan Fontaine que ganó el Oscar que no ob­tuvo por Rebecca, Sospecha tiene un guión adaptado que firma Raphaelson, colaborador asiduo de Lu­bitsch. Cu­enta la historia de una solterona (Fontaine tenía sólo 23­ años pero siempre pareció un poco mayor) que se ena­­mora de un atractivo caradura. Al casarse, las sos­pechas comienzan a atormentarla, ya que cree que su ma­rido es un asesino.

En la célebre entrevista que Hitch concedió a Truffaut en agosto de 1962 mientras montaba Los pájaros, hablaron de Sospecha y Hitch se refiere a ella como una pelícu­la totalmente inglesa rodada en Hollywood. Como leemos en el célebre libro, Truffaut le apunta a Hitch que el guión supera en profundidad psicológica a la novela, que plantea “cómo una mujer descubre que su marido es un asesino”; mientras que el guión muestra a “una mujer que cree que su marido es un asesino”.

A pesar de no ser una de las obras mayores de Hitch, no se pueden dejar de apreciar los aciertos de una pelícu­la de muy buen nivel, que no tuvo el final que el direc­tor hubiese deseado (aunque eso suena a maniobra del siempre hábil director para darse pisto).

La escena del vaso de leche se ha convertido en un hi­to en la historia del cine. En sus confesiones a Truffaut, el director desvela el secreto de la escena: dentro del va­so había una luz, para hacerlo sumamente luminoso y lograr hipnotizar al espectador. La timidez y aprensión natu­ral de Joan Fontaine, bien manejadas por Hitch, hacen de su personaje una mujer a la que compadeces, ya que consigue transmitirte su angustia.

La película atrapa al espectador que desea llegar al de­sen­lace de la historia por un camino sembrado de escenas resueltas con una llamativa maestría.

PS: Nacida Joan de Bea­uvoir de Havilland en Tokio el 22 de octubre de 1917, Joan Fontaine murió el 15 de diciembre 2013 a los 96 años, uno menos que su her­mana mayor, la también actriz elegante y distinguida Olivia de Havilland, que aún vive. Eso es longevidad genética y lo demás películas.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Harry Stradling Sr.
  • Montaje: William Hamilton
  • Música: Franz Waxman 
  • País: EE.UU.  
  • Distribuidora DVD: Manga Films  
  • Duración: 99 min.
  • Público adecuado: +16 años

Suspicion