Tal como éramos

Tal como éramos | Cine para ver en días de lluvia, al abrigo de la mesa camilla. Para disfrutar, valga la contradicción, de las evoluciones de este amor tan imposible de romper como de man­tener.

CRÍTICA de Tal como éramos. Drama romántico de éxito en su épo­ca, que ha sabido envejecer muy bien gracias a la química de la pareja Strei­sand, en el papel de inteligente y rebelde activista política, y Redford, irre­sistible vividor, atractivo atleta y no­velista. Y gracias también a un guión agilísimo, repleto de juegos de pa­labras, réplicas, contrarréplicas, y a un rico lenguaje gestual, basado en la no­vela de Laurents, que contó con ayu­da de Ford Coppola, entre otros, y de Sydney Pollack (Memorias de África), que solía trabajar sin guión cerrado.

Contó con un presupuesto de 15 millones de dólares y generó casi 50 por ven­ta en taquilla. Todo un reconocimiento compartido por la Academia de Ho­llywood, que le otorgó seis nominaciones a los Oscar que culminaron en dos estatuillas, a la mejor música origi­nal y mejor canción por la famosa The way we were, compuesta por Marvin Ham­lisch e interpretada por la actriz y cantante.

Hay películas otoñales por su tono me­lancólico, el recurso al paso del tiem­po y la evolución dramática. Tal como éramos, al igual que Los paraguas de Cherburgo, es cine para ver en días de lluvia, al abrigo de la mesa camilla. Para disfrutar, valga la contradicción, de las evoluciones de este amor tan imposible de romper como de man­tener, que pasa del deslumbramiento al desencanto, con escala en las desavenencias y las reconciliaciones, y se desarrolla a lo largo de tres dé­cadas convulsas de la historia reciente de los Estados Unidos.

En la memoria queda la mirada admirada de Hubbell ante la sorprenden­te personalidad de Katie, los esfuerzos de ésta por no enamorarse, la fiesta ins­pirada en los hermanos Marx y diálogos como “-Por algo que empieza. -O por algo que termina”, “-Quiero vivir lo más posible. -Pero no escribirás otra no­vela”, ”-Kate esperas demasiado. -A cam­bio doy todo lo que tengo”. “-Kate, nun­ca dejarás de ser una judía limpia de corazón. -¿Tú eres un cristiano limpio de corazón? -Nunca lo fui”.


Tal como éramos

The Way We Were País/Año: EE.UU., 1973 Dirección: Sydney Pollack Guión: Arthur Laurents, Francis F. Coppola, David Rayfiel, Dalton Trumbo Fotografía: Harry Stradling Jr. Montaje: John F. Burnett Música: Marvin Hamlisch Intérpretes: Robert Redford, Barbra Streisand, Bradford Dillman, V. Lindfors, H. Edelman, M. Hamilton, P. O’Neal, L. Chiles, J. Woods Distribuidora DVD: Columbia Duración: 118 min. Público adecuado: +16 años.

Reseña Panorama
s
Cristina Abad
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla