Tener y no tener | La historia, inspirada ligeramente en la novela homónima de Hemingway, es deudora del claroscuro y la ambientación noir de Casablanca.

“¿Te ha picado alguna vez una abe­ja muerta?”. Es obligado empezar esta crí­tica con el recurrente “gag” de esta inol­vidable película. Tener y no tener es un clásico por muchas razones. Por­que en ella intervino un equipo téc­nico muy talentoso (Hawks, Waxman, Hickox, Faulkner y Furthman). Por la química de sus pro­tagonistas, un Humphrey Bogart que quedó subyugado en la vida real por la sensualidad y belleza de una re­cién llegada a la interpretación, Lau­ren Bacall, con la que se casaría un año después. Porque la película representaba la incertidumbre, provisionalidad y riesgo que vivía buena parte de la población europea en las postrime­rías de la II Guerra Mundial, po­cos días antes del desembarco de Nor­mandía.

La historia, inspirada ligeramente en la novela homónima de Hemin­gway -trasladada a la situación bélica del momento-, es deudora del claroscuro y la ambientación noir de Casablanca, con la que Michael Curtiz triun­fó dos años antes. También de Marruecos, de Josef Von Sternberg.

El retrato de los personajes es formidable: el marino curtido e independiente pero sensible y vulnerable, Ha­rry Morgan; “la flaca”, americana mis­teriosa y hábil seductora con una gra­cia innata e irresistible, y el borrachín Eddy Marshall, un personaje entra­ñable protagonizado por el inol­vi­dable secundario Walter Bre­nnan. El nivel de los diálogos de Furthman, lle­nos de dobles sentidos y de humor, ha quedado como referente de las le­yes de la seducción. “Dime, Harry… ¿sa­bes silbar?”.

Tener y no tener es una película de per­sonajes, un delicioso y chispeante entretenimiento con toques de aventura exótica, thriller bélico, historia de amor y comedia que no caduca. De esa abeja muerta que fue una de las peo­res novelas de Hemingway, Hawks, Faulkner y Furthman lograron sacar un potente aguijón.


Tener y no tener

tenerynotenerporTo Have and Have Not País/Año: EE.UU., 1944 Dirección: Howard Hawks Guion: Jules Furthman, William Faulkner Fotografía: Sidney Hickox Montaje: Christian Nyby Música: Franz Waxman Intérpretes: Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Walter Brennan, Dolores Moran, Hoagy Carmichael, Sheldon Leonard, Walter Szurovy Distribuidora DVD: Warner Duración: 100 min. Público adecuado: +16 años