Vacaciones en Roma, de William Wyler

Vacaciones en Roma
Audrey Herburn y Gregory Peck en Vacaciones en Roma

Vacaciones en Roma: Un DVD edición coleccionista muy interesante

Apenas había aparecido en algunas películas menores y en una adaptación de Gigi en Broadway. No le hizo falta más a Audrey Hepburn para desembarcar en Hollywood de la mano de dos grandes: William Wyler (Vacaciones en Roma) y Billy Wilder (Sabrina) fueron sus directores en 1953. Por si fuera poco, Audrey ganó su primer Oscar con Vacaciones en Roma en un año en que competían ni más ni menos que Ava Gardner por Mogambo y, sobre todo, Deborah Kerr por De aquí a la eternidad. Daba lo mismo. Wyler y Hepburn habían entregado –con la ayuda de Gregory Peck– una de esas deliciosas comedias que explican la etiqueta «época dorada de Hollywood». Una obra que, 50 años después, sigue siendo una película radiante, con un blanco y negro que parece color y que transmite un estado de ánimo de comienzo de verano, de alegría de vivir.

En esta edición coleccionista hay 3 reportajes breves pero muy interesantes ya que recuperan un material en buena parte inédito. En «Recordando Vacaciones en Roma», se incluye el célebre momento del casting en el qué hacen creer a Audrey que ya no la están grabando. Es entonces cuando, sin un guión que leer, espontáneamente, surge su mejor interpretación y la cámara se enamora de ella. Espontaneidad también aprovechada por Wyler en la famosa escena en la que Gregory Peck mete la mano en la «boca de la verdad» y éste hace que se queda sin mano ante el ataque de nervios real de Audrey (que, evidentemente, no sabía nada del famoso truco). Al parecer, es la única escena que Wyler no mandó repetir en todo el rodaje.

Además, este documental profundiza en las virtudes cinematográficas de Wyler, artista sorprendentemente ninguneado por buena parte de la crítica después de realizar obras de arte como Jezabel (1938), Los mejores años de nuestra vida (1946) ó La heredera (1949). También se habla de Dalton Trumbo, brillante guionista de la película que, tras ser identificado como «bruja» por MacCarthy y sus chicos, tuvo que trabajar bajo seudónimo, ganando dos Oscar que no pudo recoger, uno por Vacaciones en Roma (1954) y el otro por The Brave One (1957). En 1975, la Academia le entregó la estatuilla correspondiente a 1957 y en 1993 su viuda recibió la de 1954. La edición restaurada de Vacaciones en Roma, hace justicia e incluye su nombre en los créditos.

Uno de los extras es el reportaje «Edith Head: La Era Paramount», dedicado a la diseñadora de vestuario que ganó uno de sus 8 Oscar con esta película. En realidad se trata del mismo documental que aparece en otras ediciones especiales de títulos también «vestidos» por Edith Head como El crepúsculo de los dioses (1950) ó Atrapa un ladrón (1955).

Por último, en «Restaurando Vacaciones en Roma», se explican las mejoras incluidas en el proceso de restauración de la imagen, que estaba muy dañada, y que ahora vuelve a lucir en todo su esplendor.


Vacaciones en Roma

William Wyler  Dalton Trumbo  Franz Planer  Robert Swing  Georges Auric  Gregory Peck, Audrey Hepburn, Eddie Albert  Paramount Pictures  113 minutos;  Jóvenes  14.3