Inicio Noticias Entrevistas Entrevista a Catherine Frot, protagonista de Entre rosas

Entrevista a Catherine Frot, protagonista de Entre rosas

Entre rosas (2020)
Entre rosas (2020)

Entrevista a Catherine Frot, protagonista de Entre rosas

Catherine Frot: «Además de ser una cinta bonita y refinada, Entre rosas expone las dificultades de una pequeña empresa familiar frente a las grandes corporaciones, hace balance de una profesión que enfrenta grandes dificultades»

¿Qué le atrajo de Entre rosas?

Catherine Frot (Entre rosas)/ Inicialmente me atrajo la personalidad del personaje y también su arco: el de una mujer que fue una eminencia en su profesión, que ya no lo es pero que, sin embargo, experimentará un renacimiento al aceptar la ayuda de personas que también han tocado fondo… Personas que están en apuros, encerradas en su soledad pero que, a pesar de sus diferencias, acaban encontrando su salvación en la solidaridad.


Primero me conmovió la dimensión social y la humanidad de Entre rosas. Y luego me di cuenta de que las rosas eran muy importantes para el encanto de este cuento, que eran incluso esenciales, que le daban una poesía indescriptible y un perfume embriagador. Debo admitir que antes no prestaba mucha atención a estas flores. La película me las descubrió. Siento que he hecho un viaje extraordinario a una tierra desconocida. Ya no miro las rosas de la misma manera. Sé lo que su belleza requiere en cuanto a cuidados y saber hacer y hoy me tocan y me hacen soñar.

Volvamos a Eve…

Catherine Frot (Entre rosas)/ Para una actriz, Eve es un personaje irresistible, porque es muy compleja y evolucionará mucho. Al comienzo de la película es orgullosa, honrada, valiente pero encerrada en sí misma; una especie de jefa tensa pero magullada que solo sigue adelante gracias a su pasión «monomaníaca» por las rosas. Ella era una reina en su campo, competidores más fuertes se han llevado su corona y, sin embargo, continúa luchando por la supervivencia de su negocio con un estilo bastante increíble. Eve es un poco como un roble. En la superficie es sólida como una roca y, sin embargo, está debilitada por heridas que cree invisibles: la muerte de su padre, el declive de su negocio y el anonimato en el que ha caído.

La llegada inesperada de tres personas en busca de identidad e integración social será suficiente para que esta mujer testaruda se rinda, se cuestione y deje que se desarrolle en ella un sentimiento que, como mujer sin hijos, pensó que nunca podría experimentar: el de transmitir algo. Interpretar a alguien que sale de su caparazón y se transforma es siempre emocionante, más si, como es el caso aquí, la impulsa una pasión exclusiva y totalmente desinteresada. En cierto modo, Eve «se parece» a las rosas. Ella vive solo para la perpetuación de la belleza, algo completamente inútil, fugaz, obsoleto pero fundamental y primordial. Eve sufre una especie de búsqueda espiritual que roza la poesía y que también suscita, en ocasiones, cierto humor.

Eve es una artesana. Si bien su trabajo se basa en el gusto y la intuición, también requiere habilidad, meticulosidad y precisión. Interpretarla requirió aprender bastantes cosas.

¿Esto contribuyó a su deseo de participar?

Catherine Frot (Entre rosas)/ ¡Oh sí! Me encanta dar la impresión en la pantalla de que domino habilidades que no tengo en la vida cotidiana. De hecho, ese es uno de mis grandes placeres como actriz. Por ejemplo, todavía tengo recuerdos maravillosos de las lecciones de cocina que me dieron para La cocinera del presidente o las lecciones de piano que tomé para La última nota. Para Entre rosas tuve que aprender sobre la hibridación. Es una habilidad que requiere mucha precisión y me encantó. Mi maestra fue Madame Dorieux, la dueña del jardín de rosas en el que rodamos la película. Me gustan mucho estos periodos de aprendizaje del oficio que requieren mis personajes. Para mí son como escuelas de vida. Incluso si me olvido rápidamente después, conservo el placer que tuve al aprender la labor de profesiones que de otro modo me habrían quedado completamente ajenas.

¿El vestuario es importantes para usted?

Catherine Frot (Entre rosas)/ Imprescindible. Me permiten «habitar» plenamente mi personaje. Con Pierre Pinaud y el diseñador de vestuario pasé mucho tiempo pensando en la ropa de Eve. Es una empresaria moderna, con un trabajo manual, pero al mismo tiempo aprecia la memoria y los métodos de trabajo de su padre. La imaginamos un poco masculina, con ropa práctica pero con una elegancia pasada de moda. Inmediatamente pensé en la corbata flexible, el sombrero y la pipa. La pipa, que parece fumar a escondidas, por nostalgia de su padre, es también una expresión tangible de sus contradicciones, ya que en un momento ella, cuyo trabajo es apreciar la fragancia de las rosas, le pide a su joven empleada que se detenga. Fumar para «no estropear su olfato». Me encanta cuando las contradicciones de alguien también se revelan en los accesorios de su vida diaria.

No conocía a Pierre Pinaud. ¿Qué tipo de director es?

Catherine Frot (Entre rosas)/ Es encantador, realmente. Conmovedor, elegante, poético y discreto al mismo tiempo. Es un hombre que vive en y para la belleza. Él es un jardín de flores. Su película se llama La fine fleur (Entre rosas), porque para él, sin lugar a dudas, la rosa está en el centro de su película. La rosa, su historia y su perpetuación que aquí está simbolizada por la lucha de una mujer. También es gracias a este enfoque que, más allá de su dimensión social, su película destila tanta poesía, sensualidad y emoción.

Unas palabras sobre Melan Omerta, que interpreta a Fred y que debutaba aquí en un
largometraje.

Catherine Frot (Entre rosas)/ Melan tiene una presencia increíble. Es una locura, tiene experiencia en el rap, sabía poco o nada de cine, pero de inmediato sintió la cámara. Actuar con él fue a la vez intenso y sencillo. Emite una increíble emoción. Es un gran descubrimiento.

Da la impresión de que Entre rosas es una película que le ha tocado especialmente…

Catherine Frot (Entre rosas)/ Es verdad. Es una película muy bonita, refinada, muy bien escrita y construida. Al mismo tiempo, es muy rica. Expone las dificultades de una pequeña empresa familiar frente a las grandes corporaciones, hace balance de una profesión que enfrenta grandes dificultades, retrata a una mujer entrañable en su lucha por sobrevivir sin renunciar a sus valores morales, y en su testarudez por mantener un estilo floral tradicional, y demuestra que la solidaridad es una magnífica forma de reinventarse. ¡El hecho de que el vínculo entre todas estas facetas sea la pasión por una flor, que es la imagen de la belleza eterna, simplemente aumenta su singularidad!

Fuente: BTeam Pictures

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete

Salir de la versión móvil