Inicio Noticias Entrevistas Estuvimos con… Lucas Figueroa, director de Viral

Estuvimos con… Lucas Figueroa, director de Viral

Lucas Figueroa, director de Viral (2013)

Lucas Figueroa: «Es difícil combinar terror, misterio y humor porque las distribuidoras no están dispuestas a arriesgar en productos innovadores»

En su primera película, Viral, el realizador argentino Lucas Figueroa apuesta fuerte con una cinta que aspira a convertirse en trilogía.

Con Viral hace malabarismos con la comedia y el ci­ne de terror. ¿No le daba miedo jugar con esos gé­neros en los que el límite entre la genialidad y la ridiculez es tan difuso?

Lucas Figueroa/ Como no soy un genio, espero que no haya quedado ridículo. Era una apuesta arriesgada, pe­ro creo que al final se agradece, porque la película es entretenida y ése era el objetivo. Hay que aclarar que esta clase de mezclas no son usuales por una cuestión mercantilista. Es difícil combi­nar terror, misterio y humor porque las distribuidoras no están dispuestas a arriesgar en productos innovadores. Por eso hay tan po­ca variedad temática en películas de gran consumo. So­lo lo puedes ha­cer cuando es una pro­ducción 100% independiente co­mo ésta.

Viral es una película en la que el merchandising es un pilar fundamental de la historia y la producción. ¿Cómo nació esa idea de apoyarse tanto en la ven­ta de productos relacionados con el cine y la mú­sica?

L. F./ Soy un amante de los estilos musicales y el «mer­chan» que sale en la peli. Viral es una película de in­vestigación en el fondo, y los medios tecnológicos son la clave para resolver el misterio de esa búsqueda. Te­ner todos esos instrumentos en el mismo lu­gar es lo que creo que hace orgánica la historia.

En la película incluye una referencia explícita a la película El carnaval de las almas

L. F./ Es uno de tantos homenajes y mensajes su­bli­­minales. Te puedo asegurar que si ves Viral cinco ve­­­ces seguidas encontrarás cosas nuevas. Me divierte mu­cho este juego de reinterpretación en los mensajes, ha­cen que la peli esté viva.

Viral, de Lucas Figueroa

En su película hay destellos de Tesis, [REC], Spielberg… ¿Qué películas y qué directores le han influido más?

L. F./ Admiro a estos directores. Es difícil escoger por­que creo que influye la combinación de to­do lo que ves. Si tuviera que elegir dejándome decenas fue­ra, yo creo que después de ver El club de la lucha, de David Fin­cher, hubo un antes y un después en mí. Pe­ro me pa­sa lo mismo con Paul Thomas Anderson y Mag­nolia o con el sentido estético de Jean Pierre Jeunet.

Siendo una película de terror adolescente con to­ques de comedia juvenil, ¿cree que ha conseguido ale­jarse de las idioteces habituales de estos dos géne­ros?

L. F./ No tipificamos a Viral como una película de te­rror adolescente, creo que tiene un espectro bastan­te más grande. Lo vemos en los screenings donde funciona muy bien con un público mayor, entre otras co­sas porque el humor y muchos hechos reales que cuen­ta nos llevan a otra época de identificación.

Una pregunta muy indiscreta. ¿Cuánto tiempo, dinero y personal se necesita para rodar una película como Viral aquí y cuánto en Estados Unidos?

L. F./ Viral es una película de siete semanas y media de rodaje de guión, que logramos desarrollar en menos de la mitad de tiempo con un plan de trabajo com­ple­ta­men­te marciano, con varias cámaras, unidades y un equi­po entregado a la faena de rodar principalmente de noche. Trabajar en menos tiempo permite ajustar el presupuesto. Son muy caros todos los procesos del armado de una película.

En Estados Unidos, creo que es muy relativo el tema del tiempo/dinero, porque por un lado he visto una ra­pidez en funcionamiento bestial, pero con un grado de estandarización que da muy poco espacio a la improvisación, con lo cual planes de rodaje como el que te cuento hubiese sido difícil realizarlo allí.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Salir de la versión móvil