Ralph Fiennes, director y protagonista de Coriolanus

Al ser una de las últimas obras de Shakespeare, Coriolanus está escrita en un lenguaje poético rico y denso, lo que fue una ventaja para la interpretación y la escenificación moderna

Coriolanus, de Ralph Fiennes
Coriolanus, de Ralph Fiennes

Ralph Fiennes, director y protagonista de Coriolanus

Ralph Fiennes, Coriolanus | Se estrena en España (25 enero) el debut en la dirección del gran actor británico. Una soberbia lectura de un complejo e intenso drama de Shakespeare.

Coriolanus es un thriller político sobre el poder, la corrupción y los conflictos entre las diferentes clases sociales atrapadas en mitad de una guerra.

En el centro de este infierno, el noble y complejo Cayo Marcio, el Coriolanus que da título al film, se debate entre el honor, la valentía y la moral. Los mismos rasgos que le han proporcionado gran éxito como líder militar, serán también la causa de su destrucción. Su rabia ante las presiones para que abandone sus principios le llevarán a la tragedia.

La batalla política y personal así como el convulso estado de la sociedad son tan relevantes en la actualidad como en el momento en que vivió Plutarco, episodio que recoge la obra original escrita por Shakespeare y en la cual se inspira la película.

Ralph Fiennes, director y protagonista de Coriolanus
Ralph Fiennes, director y protagonista de Coriolanus

El año 2000 Ralph Fiennes interpretó al protagonista de Coriolanus en la obra teatral dirigida por Jonathan Kent para el teatro Almeida de los estudios Gainsborough de Londres.

Para Fiennes, encarnar ese personaje fue el principio de una especie de obsesión: “Aunque la obra original es densa y complicada a nivel textual, me pareció que su fuerza narrativa sería adecuada para una película, así que se me metió la idea en la cabeza y fue creciendo”.

El alcance dramático de la obra transporta al público de una sangrienta batalla a una intensa lucha política, pasando por momentos domésticos íntimos. Pero la clave para que Coriolanus se llevase a cabo era hacer accesible la obra para el público de cine moderno actualizando el escenario y la interpretación.

Al cabo de unos cuantos años, Fiennes había desarrollado una idea muy clara de lo que quería, pero para dar el primer paso para que el proyecto se hiciera realidad su agente de EE.UU. tuvo que presentarle al dramaturgo y guionista John Logan.

Según Logan “veíamos la obra exactamente de la misma forma: cruda y contemporánea. Ninguno de los dos tenía interés alguno en hacer una ‘pieza de museo’ correcta. ¿Para qué? La película tenía que funcionar antes que nada como cine moderno. Básicamente, lo que siempre intentábamos capturar Ralph y yo era la forma en la que la obra te hace sentir en el teatro: te da un puñetazo”.

Discutieron cada réplica y cada escena entrando, como dice Logan, “en un nivel de detalle insoportable y estimulante”, y decidieron qué eliminaban para adaptar la historia al ritmo cinematográfico. Fiennes dice: “eliminamos muchos de los pasajes difíciles, pero dejamos los importantes. Creo que sería una locura extirpar totalmente algunos de los momentos esplendorosos y algunos de los pasajes más duros que son deslumbrantes.”

Al ser una de las últimas obras de Shakespeare, Coriolanus está escrita en un lenguaje poético rico y denso, lo que fue una ventaja para la interpretación y la escenificación moderna, y una edición implacable del texto le dio lucidez cinematográfica. Se crearon algunas escenas para enlazar la acción y para permitir que el espectador cinematográfico viera lo que en el escenario solamente se sugiere. Y el Primer y Segundo ciudadano de la obra se convirtieron en los personajes de mayor calado Casio y Tamora, activistas políticos. Pero la actualización de la historia al siglo XXI se consiguió mediante un decorado moderno y su reflejo natural del clima político y social actual.

La trayectoria de Ralph Fiennes

Ralph Fiennes (22 diciembre 1962, Ipswich, Suffolk, Inglaterra, Reino Unido) ha sido premiado por su trabajo teatral y cinematográfico en numerosas ocasiones.

En 2008 le nominaron a dos Premios de Cine Independiente Británico (BIFA), ambas como mejor actor de reparto, por sus papeles en La duquesa y en Escondidos en Brujas. También en 2008, Fiennes interpretó al protagonista de los dramas The reader (El lector), con Kate Winslet, y en la ganadora de seis Oscar En tierra hostil, dirigida por Kathryn Bigelow.

Ese mismo año le nominaron al Globo de Oro y al premio del Gremio de Actores (SAG), por su interpretación en la película de Bernard y Doris, junto a Susan Sarandon.

Fiennes ha trabajado más recientemente en un gran número de películas, entre las que destacan la comedia dramática de Ricky Gervais Cruce de destinos; la fantástica La niñera mágica y el big bang, con Emma Thompson, y las secuelas de su papel del maligno Lord Voldemort en las dos partes de Harry Potter y las reliquias de la muerte. Apareció por primera vez como Voldermort en 2005, en Harry Potter y el cáliz de fuego y en 2007 volvió al papel en la taquillera Harry Potter y la orden del fénix.

Fiennes, nominado al Oscar en dos ocasiones, recibió la primera nominación en 1994 por su actuación en La lista de Schindler, de Steven Spielberg, que ganó el Oscar a la mejor película. Su escalofriante actuación como Amon Goeth, el comandante nazi, le mereció un Globo de Oro y un BAFTA, así como la mención como mejor actor de reparto por parte de varios grupos de críticos, entre los que estaba la National Society of Film Critics (Asociación Nacional de Críticos Cinematográficos) y los críticos de Nueva York, Chicago, Boston y Londres.

Fiennes fue nominado al Oscar por segunda vez en 1997 por otra película que también ganó el galardón a la mejor película, El paciente inglés. También le nominaron al Globo de Oro, a dos BAFTA y a dos SAG. Más tarde ganó un Premio de Cine Independiente Británico (BIFA), un Evening Standard British Film Award y un premio del London Film Critics Circle Award (Círculo de Críticos Londinenses), y le nominaron a un BAFTA por su trabajo en el aclamado drama de 2005 El jardinero fiel, dirigido por Fernando Meirelles.

Otras películas en las que ha participado son La condesa rusa, de James Ivory; la película animada de Aardman, que ganó un Oscar, Wallace & Gromit. La maldición de las verduras; El dragón rojo; las películas de Neil Jordan El fin del romance y El buen ladrón; Spider de David Cronenberg; Chromofobia y Onegin, de Martha Fiennes; Sunshine, de Istvan Szabo; Sucedió en Manhattan, junto a Jennifer López; el musical animado El príncipe de Egipto; Los vengadores; Oscar y Lucinda, junto a Cate Blanchett; Días extraños, de Kathryn Bigelow; Quiz show (El dilema), dirigida por Robert Redford; y Cumbres borrascosas, con la que debutó en el largometraje.

Titulado por la Royal Academy of Dramatic Art, Fiennes empezó su carrera en los escenarios londinenses. Se unió a la compañía de Michael Rudman en el Royal National Theatre y más tarde pasó dos temporadas con la Royal Shakespeare Company (RSC).

En 1995, Fiennes estrenó como Hamlet en la producción que hizo Jonathan Kent de la obra, lo que le supuso un premio Tony cuando la producción se trasladó a Broadway.

En el 2000, Fiennes volvió a los escenarios de Londres en los papeles principales de Ricardo II y Coriolanus. En el 2002, desarrolló el papel de Carl Jung en Un método peligroso, de Christopher Hampton, en el Royal National Theatre y al año siguiente interpretó al protagonista de Brand, de Ibsen, en el RSC.

Fiennes interpretó a Marco Antonio en la producción de Deborah Warner de 2005 Julio César, antes de volver a reunirse con el director Jonathan Kent para protagonizar Faith Healer, de Brian Friels. La obra se estrenó en el 2006 en Dublín y más tarde viajó a Broadway, done Fiennes ganó un Tony por su interpretación.

The invisible woman, con guión de Abi Morgan (adapta una novela de Claire Tmalin), será el segundo largo dirigido por Fiennes. Está en posproducción.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete