John Ford

0
302

· En John Ford puede atis­barse la magnitud de lo que aquel críptico, complejo y esquivo hombre construyó, consciente de poseer un don poético y creativo fuera de serie.

John FordAunque su apellido serbio pueda despistar, Peter Bog­da­novich (Kingston – Nueva York, 1939) es un genuino yanqui; emprendedor, polifacético, todoterreno. Di­rector hasta ahora de 34 películas, entre las que destacan (aunque no solo) brillantes comedias dramáticas como La última película (1971), ¿Qué me pasa, doctor? (1972) o Luna de papel (1973), también ha sido actor en más de 50 producciones, además de guionista de 14 o productor de otras tantas.

Salvando las distancias, el Bogdanovich escritor vie­ne a ser un trasunto made in USA de cineastas-escri­to­res-críticos europeos, tales como Godard, Chabrol, Tavernier o Wenders. Su bibliografía es así la labor como pe­riodista, divulgador e historiador del cine clásico, de un apasionado cinéfilo, transmisor de cinefilia. Buenos ejem­plos son libros de entrevistas a actores y realizado­res del cine norteamericano, tales como Las estrellas de Hollywood o los dos volúmenes de El director es la estrella.

Más de medio siglo hay que retroceder, no obstante, pa­ra entrar en materia. El joven Bogdanovich periodista y crítico apuntó alto desde sus inicios, estrenándose en la primera mitad de los años 60 con tres monografías so­bre Welles, Hitchcock y Hawks. Fue en 1967 cuan­do, junto a un documental televisivo sobre Howard Hawks (su primera película), apareció su célebre libro John Ford, vertebrado con trabajos publicados a partir de 1963 en las revistas Esquire y New York Magazine. Se tra­ta de la primera aproximación de entidad a Ford co­mo hombre y artista, si bien ya entonces mito viviente. No en vano, buena constancia queda en sus páginas de la peculiar e inescrutable creatividad con que el de Portland (Maine, no Oregón) encarnó en sí, persona y perso­na­je, vida y cine. El trabajo de Bogdanovich es, a este res­pecto, precedente referencial de los mejores estudios bio­gráficos sobre el cineasta, realizados por Joseph McBride, Tag Gallagher, Scott Eyman

Con más de 70 años y una salud muy mermada, Ford era consciente de estar afrontando los estertores de su carrera. Quizá por ello regaló a jóvenes como Bog­danovich o el inglés Philip Jenkinson, el hasta en­tonces insólito privilegio de entrevistarlo o incluso de mantener cierta relación. De ahí que tampoco sea casual que Bogdanovich también terminara realizando el do­cu­mental Dirigido por John Ford (1971). El artista no da­ba puntada sin hilo: eran modos de expandir el propio le­gado. Desgranado a través de entrevistas, anécdotas, aná­lisis, impresiones, hipótesis… en John Ford puede atis­barse la magnitud de lo que aquel críptico, complejo y esquivo hombre construyó, consciente de poseer un don poético y creativo fuera de serie.

No puede terminar esta reseña sin hacer referencia ex­presa a la nueva edición española del libro. Publicado durante décadas en la paupérrima edición de Funda­men­tos, la naciente editorial cinéfilo-literaria Hatari! Books lo ofrece ahora en su versión revisada y ampliada. Encuadernado en tapa dura, ilustrado con profusión, sal­picado de útiles notas aclaratorias (en letra quizá demasiado pequeña)… se trata de la primera referencia de un nuevo proyecto botado en 2017 por un grupo de ci­néfilos bibliófilos, algunos de ellos celebérrimos, como el escritor, cineasta, contertulio José Luis Garci y el me­lómano fiscal Eduardo Torres-Dulce. Libro necesario, en suma, de una editorial no menos necesaria.

John Ford
Peter Bogdanovich. Hatari! Books. Madrid (2018)
278 páginas. 36 €