Las estrellas de Hollywood por Peter Bogdanovich. Retratos y conversaciones

Las estrellas de Hollywood por Peter Bogdanovich. Retratos y conversaciones

Peter Bogdanovich (Nueva York, 1939) es muy conocido por sus largas y apasionantes entrevistas a Howard Hawks, John Ford y Orson Welles. Como director, Bogdanovich aspiró a 8 Oscar por La última película (1971), segunda obra de su filmografía que continuó con dos con las que alcanzó gran popularidad: la excelente screwball ¿Qué me pasa doctor? (1972), y una gran road movie, Luna de papel (1973). A partir de entonces su carrera como director ha sido irregular y muy criticada. En cambio hay acuerdo sobre sus brillantes dotes como periodista, crítico y entrevistador.

En este libro, Bogdanovich reúne artículos y reportajes realizados para medios norteamericanos (principalmente The New York Times y Esquire) que retratan a estrellas de Hollywood. Desde la pionera Lilian Gish al malogrado River Phoenix (actor al que Bogdanovich dirigió en una pequeña joya titulada Esa cosa llamada amor, en 1993, poco antes de la muerte por sobredosis del joven actor), el autor hace una selección de grandes mitos del celuloide a los que conoció personalmente.

Son muchas las virtudes de Las estrellas de Hollywood por Peter Bogdanovich, escrito desde la devoción que Bogdanovich siente por el cine, pero con la importante distancia del que ha vivido Hollywood desde dentro y conoce sus demonios. Bogdanovich logra complicados equilibrios en sus retratos, compartiendo con el lector detalles de la vida personal de los actores con otros estrictamente cinematográficos. La mayoría de veces el escritor habla desde una amistad personal, pero siempre con respeto a la verdad, combinando las facetas oscuras de los artistas con los destellos innegables de genialidad.

Por otro lado, hay conceptos que se oyen con frecuencia en la «jerga» cinematográfica que Bogdanovich logra explicar con verdadera brillantez en este libro: credibilidad interpretativa (en los retratos de James Stewart y Cary Grant), creatividad artística (Jerry Lewis), carisma (Marlon Brando, Dietrich o Sinatra) o naturalidad (Audrey Hepburn).

Un libro, en suma, delicioso.