Los inadaptados de Tim Burton

0
970

No está en su mejor momento, pero aún así Tim Bur­ton sigue siendo uno de los directores realmente originales del cine actual. Batman, Eduardo Ma­nostijeras, Big Fish, Ed Wood… todas estas pelí­cu­las tienen un hilo conductor: el outsider o ina­dap­tado, alter ego del director que de pequeño so­ñaba con ser Godzilla para acabar con el mundo.

Javier Figuero, periodista, doctor en Comunica­ción y guionista de televisión, aporta muchas luces so­bre cómo “el tipo raro de la clase” se convierte en algo más que un director de culto para un redu­ci­do sector de la población. Y es que desde que en 1989 Burton rodase el primer Batman, todas sus pe­lículas (con excepción de su último filme, Sombras tenebrosas), han ganado dinero retratando per­sonajes marginales en ambientes hostiles.

Como explica Burton: “Crecí en una urbanización, y sigo sin comprender algunas cosas. Hay una especie de ambigüedad, un vacío, y eso es algo con mucha fuerza en mi familia. Los cuadros de las paredes, nunca entendí que les gustarán”.

Figuero apunta con frecuencia a estos datos autobiográficos que explican el mundo burtoniano. Por medio de fábulas y metáforas, Burton destaca por esa curiosa combinación de crueldad y ternura que desprenden sus personajes. Si Spielberg humanizó los alienígenas en E.T., el director de La novia cadáver acaba con el aburrido concepto de mons­truo maniqueo, de una sola cara. Por el contrario, sus héroes deformes y malditos son comple­jos, entrañables y diferentes. Con ellos se entiende esa percepción del inadaptado so­cial que no comprende el surrealista mundo que le rodea.

El libro es muy ameno al analizar cada una de las películas desde este enfoque, ayudándose de diá­logos emblemáticos de su filmografía. Teniendo en cuenta la numerosa bibliografía que hay sobre Tim Burton, se agradece que el escritor se centre en un aspecto tan concreto y esencial, aportando bas­tante luz sobre la forma de entender el cine de es­te despeinado y genuino director.

Javier Figuero. Ediciones Encuentro. Madrid, 2012. 295 páginas.