Noir

En enero de 2014 cumplirá 70 años, pero sus libros no dejan de con­tagiar entusiasmo juvenil por el cine. En esta ocasión José Luis Gar­ci ha escogido el cine negro (“noir” en francés, el idio­ma en el que se definió el género): el que más le gusta, un poco por encima del western. Los lectores han respondido con claridad; en pocos días se agotó la 1º edición de 2.000 ejemplares.

- Anuncio -

Noir tiene una primera parte muy parecida al estilo de otros li­bros del director madrileño como Mirar, Beber, Latir… de cine o Entrevistas. Con capítulos breves (algunos publicados en la revista “Ni­ckel-Odeon”), Garci intenta llegar a la esencia de clási­cos como Per­dición de Billy Wilder, Scarface de Howard Hawks o Laura de Otto Preminger, y algunas de las revisiones actuales del cine negro co­mo Atrapado por su pasado de Brian de Palma, L.A. Confidential de Curtis Hanson o Seven de David Fincher.

Esta primera parte tiene el nivel habitual de la escritura y el in­te­­rés cinematográfico de los textos de Garci. Es decir, sobresa­lien­te. Aunque puede tener el inconveniente que a algunos les re­sulte más de lo mismo. La ventaja de este libro es que tiene una parte más original dentro de la obra del escritor que es el diccionario de di­rectores del cine negro.

Esta selección y análisis de los que él considera los maestros del ci­ne negro tiene el sello inconfundible de Garci. Apenas hay fi­chas téc­nicas, cronologías, datos de nacimiento, e incluso hay una afirma­ción contundente; este diccionario ha sido escrito so­bre la marcha, sin revisar fuentes y en apenas dos semanas de tra­bajo. Lo que re­sul­taría un capricho irresponsable en cualquier otro caso, en Gar­ci es un modus operandi deliberado. Una forma de trabajar de un ar­tis­ta que tiene tanto cine en su memoria (que dice que está perdiendo: no lo parece), que puede permitir­se el lujo de trabajar así sa­cando a la luz todo lo que se le ha que­dado grabado, que ha sido mu­cho.

El diccionario va desde un breve y entusiasmado comentario de Ben Affleck (al que considera el joven con más talento del ci­ne ne­gro actual con películas como The Town o Adiós pequeña, adiós) a los es­tu­dios más extensos de grandes maestros como Alfred Hitchcock o Fritz Lang. En todos ellos hay un torrente de datos, planos imborrables, aciertos y desaciertos de un cine co­cinado a fuego lento en el que se funden buena literatura, corrupción, diálogos disparados con más crueldad e inteligencia que las balas de una ametralladora… Y so­bre todo actores que ha­cen que uno dude quiénes son los buenos y quié­nes los malos: Ba­call y Bogart, Barbara Stanwyck, Edward G. Ro­binson, Mar­lene Dietrich, Gene Tierney, Rita Hayworth, Ja­mes Cag­ney, Steve McQueen, Paul Newman, Kim Basinger o Al Pa­cino.

José Luis Garci. Editorial Notorius. Madrid, 2013. 480 páginas. 23,95 €.

Claudio Sánchez