Tras las huellas de Huston: La jungla del asfalto

Tras las huellas de Huston: La jungla del asfalto

Tras las huellas de Huston: La jungla del asfalto | El 23 de mayo de 1950 se estrenaba en los cines estadounidenses La jungla de asfalto (The asphalt jungle), sexto largometraje de John Huston (Nevada-Missouri, 1906- Middleton-Rhode Island, 1987), un guionista y director que había ganado prestigio gracias a tres versiones cinematográficas de obras de Hammett (El halcón maltés), Traven (El tesoro de Sierra Madre) y Anderson (Cayo Largo).

En el caso de la película que estudia este interesante libro, la novela homónima de W. R. Burnett fue adaptada por Ben Madow y el propio Huston. El minucioso relato del plan para robar en una joyería permite un singularísimo acercamiento a una galería de personajes «animalescos», a cada cual más interesante: «Un abogado corrupto dominado por la rubia peligrosa que ocupa su segunda casa; una camarera con vocación de sufridora que bebe los vientos por un desquiciado y reticente pistolero; un celoso comisario decidido a cerrarle el garito al fullero del barrio; y, por supuesto, un frío cerebro acreditado en docenas de golpes, un cerrajero capaz de enfrentarse a cualquier caja fuerte y un contrahecho e irascible conductor», según la plástica descripción del autor de este ensayo.

Gabriel Insausti escribe bien (fue finalista del Nacional de Literatura en 2002) y logra un estudio bien documentado que se lee con interés creciente, con una sistemática que facilita que el lector se meta en el contexto norteamericano de la segunda posguerra mundial. Su análisis de la película es siempre sugestivo, especialmente a nivel narratológico. Insausti es doctor en Filología Hispánica y en Filología Inglesa, Master of Arts en Filosofía y en Historia del Arte, y autor de varios libros de poemas.

A Orson Welles le preguntaron si Atraco perfecto (The killing, Stanley Kubrick, 1956) no era más o menos una copia de La jungla de asfalto. El director de Sed de mal respondió que sí, pero que The killing era mejor. «El problema de la imitación me deja indiferente, sobre todo si el imitador logra superar al modelo. Para mí, Kubrick es mejor director que Huston«. Este libro -un buen libro porque tiene tesis y no se limita a acumular datos y a recoger opiniones ajenas- es una buena oportunidad para ver las dos películas y poder tomar partido (o no tomarlo, e instalarse en la admiración por dos maneras diversas de contar historias con elementos comunes).


La jungla del Asfalto. Gabriel Insausti Eiunsa, 2005, 248  páginas.

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor