Wagner y el cine

· Wagner y el cine es un monumental trabajo que han coor­dinado Jeongwon y Sander para la Universidad Emo­ry. Se trata de un libro denso, y de un enorme atractivo pa­ra el buen aficionado al cine, a la música y a la historia.

Wagner y el cine
Wagner y el cine

Si se para a pensar un momento probablemente recordará que Wagner suena en El gran dictador, de Chaplin. Y en Apocalipsis Now, de Coppola. Woody Allen dijo que si escucha demasiado a Wagner «me entran ganas de in­vadir Polonia» (Misterioso asesinato en Manhattan). La in­fluencia de Wagner en el cine es más larga, profunda y duradera que todo eso.

- Anuncio -

Wagner y el cine es un monumental trabajo que han coor­dinado Jeongwon y Sander para la Universidad Emo­ry. Participan, además de ellos mismos, dieciocho ex­pertos de diversas disciplinas: música, cine, historia y literatura. Hay críticos y académicos. Cuenta con un prólogo de Tony Palmer y una entrevista al videoartista Bill Viola (Tristan Project).

Se trata de un libro denso, y de un enorme atractivo pa­ra el buen aficionado al cine, a la música y a la historia.

Tras una introducción que recuerda el genio de Wagner y su sentido de la obra artística «total», hace una bre­vísima panorámica que ilustra la enorme influencia que ha tenido: no solo se han filmado su vida y sus ópe­ras. Se han utilizado repetidamente pasajes famosos de sus obras. Más importante que todo lo anterior, es el uso que ha hecho el cine de la concepción wagneriana de la mú­sica escénica.

La obra se divide en cinco apartados; el primero trata de «Wagner y el cine mudo», con cuatro capítulos que na­rran de una forma diferente a todo lo que he leído so­bre la historia del cine mudo. Aporta datos de gran in­terés como la grabación de Vida y obra de Richard Wagner, en 1913, un casi desconocido largometraje de ca­si dos ho­ras de altísimo interés narrativo, estético y musical, o las diversas bandas sonoras que tuvo Los Ni­be­lungos, de Fritz Lang, según la época y el lugar donde se proyectó.

La segunda parte, «Resonancias wagnerianas en la mú­sica de cine», explica la concepción narrativa de la mú­sica wagneriana y cómo su método triunfó a través del gran Max Steiner (Lo que el viento se llevó).

«Wagner en Hollywood» encuentra la huella del compositor en Gladiator y en Bugs Bunny, entre otras muchas películas muy populares del cine norteamericano.

La cuarta parte, «Wagner en el cine alemán», muestra la nueva visión, desnazificada, del músico.

Finalmente, con «Wagner más allá de la banda sono­ra» se abordan cuestiones más profundas, como los proyectos que han abordado la mitología o la música de Wag­ner directamente.

Culmina este monumental trabajo con una amplia bi­blio­grafía, a la que se suma una muy útil guía que permite encontrar materiales para futuros trabajos.

No todos los estudios tienen el mismo interés para el lec­tor; todos son brillantes y esclarecedores.

Wagner y el cine. De las películas mudas a la saga de Star Wars
Jeongwon Joe y Sander L. Gilman (eds.)
Traducción de Juan Lucas y David Rodríguez Cerdán
Fórcola. Madrid (2018)
636 páginas. 39,50 €

Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.