En el primer capítulo de esta serie sobre Publicidad y Cine recogíamos las pa­­labras de José Luis Borau en las que decía: “yo creo que el cine publicitario es una etapa por la que de­berían pasar todos los directores. Un par de años ha­cien­do publicidad no vienen mal a nadie”. Pues parece que le han hecho caso. Comenzando por Gonza­lo Suárez, di­rector con premio Goya, del que se dice que realizó más de trescientos anuncios para poder fi­nanciar sus pe­lículas.

Si atendemos a su popularidad, no se libra ningu­no. Des­de Almodóvar hasta Amenábar, con Bayona, Coi­xet, Bolláin, etc. están casi todos. Hasta Víctor Eri­ce, es­quivo donde los haya (recordemos que solo ha dirigi­do tres largos desde 1973), que dirigió spots pa­ra marcas como El Almendro o uno memorable para Nes­café, que fue el primer anuncio emitido en el año 1980.

El pasado 28 de noviembre se estrenó Mortadelo y Fi­­lemón contra Jimmy el Cachondo, el cuarto largo de Ja­­vier Fesser. Antes fue un reputado realizador pu­bli­­ci­tario. Entre lo más destacado las campañas para Grou­­pama con Iker Casillas, “Me siento seguro”, que lue­­go siguió otro portero de la selección española de fút­­bol, Pepe Reina, para Plus Ultra, y la de La Casera con la campaña imitando el cómic de Ibáñez 13 Rue del Percebe.

“¿A qué huelen las nubes?”, de Evax, ha sido una de las campañas más aclamadas de la marca, el spot lo realizó Isabel Coixet en el año 99. Y no paró desde en­­tonces. Ford, Peugeot, BT y Kellogg’s han sido algunas de las marcas para las que trabajó la directora de La vida secreta de las palabras.

Lo de Amenábar es más atípico. Solo se le conoce un spot pero, como todo lo que hace, menuda campa­ña. Fue en el año 2002 para El Corte Inglés, después de arrasar en taquilla con Los otros, volviendo a contar con Nicole Kidman y rodando una pieza excelente.

Álex de la Iglesia ha dirigido la premiadísima cam­pa­ña de Campofrío: “Que nadie nos quite nuestra ma­­nera de disfrutar”, donde lograron reunir a los mejores hu­moristas españoles en un homenaje a Miguel Gi­­la. Tam­bién son suyos el de #Cortoyucontrato, de Vo­­dafo­ne, que congregó a más de mil extras en la Gran Vía de Madrid persiguiendo a Hugo Silva, y las dos pie­zas de “Jamón Indestructible”, para Navidul. Ab­so­lu­tamente geniales con referencias a películas muy icó­nicas.

Juan Antonio Bayona triunfó con Lo imposible y no por ello dejó de rodar para KH-7, un quita grasas que ya contrató al fallecido Bigas Luna para rodar sus anun­cios, con Chus Lampreave para darle un gi­ro cómico a la pieza.

Además, aprovechando el tirón de su taquillazo y de la actriz Naomi Watts, dirigió la campaña de Navidad de El Corte Inglés de 2012.

Y hay más… Nacho Vigalondo, Julio Médem con una campaña muy comentada de Nova y Jaume Balagueró, que además de la saga de terror REC le da tiem­po para dirigir anuncios muy impactantes de Voll-Damm entre otros.

Y para acabar… Freixenet. La campaña, junto con la del “gordo de la lotería”, más esperada del año. Siem­­pre utilizan estrellas del cine que salen en sus spots, desde Paul Newman hasta Liza Minnelli y Pier­­ce Brosnan…, pero ¿quiénes las dirigen? El primer director sonado fue Martin Scorsese, que dirigió en 1997 y otra vez en 2007 con un corto que fue muy co­­mentado. Bigas Luna ha dirigido también dos cam­pañas, Icíar Bollaín con las 100 burbujas o Howard Greenhalgh que dirigió el, para mí, más espectacular de los últimos años con las nadadoras del equi­po espa­ñol de natación sincronizada.

Como hemos visto en esta serie, la dirección de ci­ne y de publicidad son dos mundos que no trabajan en pa­ralelo, más bien al contrario. La minuciosidad pa­ra ro­dar una campaña publicitaria, la necesidad de ser “se­ductor”, como afirmaba Ridley Scott, es un ac­tivo que si luego el director de cine utiliza le puede ayu­dar a ser más atractivo para el espectador.

Tono Irisarri