Inicio Noticias Marketing cinematográfico Vender cine: El Making of (II). Contenidos y uso en televisión y...

Vender cine: El Making of (II). Contenidos y uso en televisión y DVD


Tom Cruise en el rodaje de «Misión: Imposible IV».

El éxito de estos vídeos es la prueba del interés que despierta el cine como fábrica de sueños.

La duración de un making of va de 5 a 25 minutos, en función de a quién se dirija o dónde se programe. Algunas cadenas de te­levisión exigen una duración determinada para poder incluirlo en su parrilla de emi­sión. Mientras que otros son más largos, ya que tienen como objetivo final el empaque­tado en la edición de la película en DVD/Blu-ray.

La estructura de un making of se basa en cua­tro elementos principales:

A) Entrevistas con el equipo técnico. En pe­lículas sin grandes efectos especiales, y cen­tradas principalmente en las historias, son el director, el guionista y los actores prin­cipales los que mayor protagonismo ocu­pan en el documental. Los temas que ha­bitualmente se desarrollan en estas entrevistas son:

• El origen del proyecto.
• La intencionalidad del director.
• La profundización en los aspectos más re­levantes del guión y la trama.
• El trabajo de los actores con los persona­jes: cómo lo han preparado, cómo se sien­ten interpretando, dificultades, aprendi­zaje, etc.
• La forma de trabajo cooperativo del direc­tor y los actores.
• Las buenas relaciones de los equipos.
• Escenas especiales.

Esto es común a todas las películas. Cuan­do los largometrajes destacan por aspec­tos dis­tintos a los anteriormente mencio­nados, las entrevistas con los miembros res­ponsables de los equipos toman especial re­levancia.

Hay algunos asuntos que habitualmente des­piertan el interés de los que ven estos do­cumentales:

• Explicación de cómo se han hecho las se­cuencias en las que intervienen efectos es­peciales: la coordinación de equipos, las he­rramientas utilizadas, las dificultades de gra­bación… Un buen ejemplo de este tipo de material es el que incluye el DVD de la tri­logía El Señor de los Anillos.

• Cuando se trata de películas con una im­portante y espectacular ambientación, to­da la información sobre la construcción de decorados, vestuarios o maquillaje. En es­tos casos, lo más destacable es el relato del proceso que va de la idea a la ejecución fi­nal: documentación, pruebas, dibujos, etc. Un buen ejemplo, Gladiator.

• El uso de nuevas tecnologías en la factu­ra de la película. En este caso, es habitual la aparición de técnicos que explican de una forma muy didáctica las funciones de estos elementos -la proliferación del HD co­mo formato de grabación es un elemento su­ficientemente innovador y diferenciador del resto, para ser tratado. El 3D, el formato IMAX, la captura de movimiento, las cáma­ras de última generación para registrar mo­vimiento circular… Un ejemplo, Avatar.

B) Grabación de imágenes: Es uno de los ele­mentos principales de este tipo de documen­tales. Durante el rodaje de la película el equi­po encargado de la realización del vídeo tiene la responsabilidad de filmar, duran­te los días planificados, todo el proceso de una jornada de grabación: llegada del equi­po, instalación de toda la infraestructu­ra de rodaje, la planificación, iluminación, ensayo de los actores y grabación de ca­da una de las tomas.

C) Imágenes de la película. Es el elemento de contraposición de todo el material gra­bado. Con ellas, el espectador ve el produc­to final, el acabado de la secuencia. De es­ta manera, se tiene la información suficien­te para saber cómo se hizo la secuencia que a continuación se va a ver.

D) Música. La banda sonora es uno de los ele­mentos identificadores que de­be estar pre­sente en el making of, como par­te del con­junto de la promoción del film.

El éxito y popularidad de estos vídeos son la prueba del interés que despierta el mun­do del cine como fábrica de sueños. Las gran­des cadenas de televisión tienen espacios especializados para la emisión de estas pie­zas. Habitualmente recurren a los vídeos de películas más espectaculares que suscitan la mayor atención del público, para atraer más audiencia, o proyectan los de pe­lículas en las que están implicadas como pro­ductoras.

En ocasiones, algunas televisiones prefieren un formato distinto al clásico making of, denominado “minutos musicales”. En es­te caso se trata de un montaje realizado con la pieza musical principal del film, usan­do los mismos elementos, a excepción de la entrevista. De esta manera, no es nece­sario un hilo argumental del documental, y así la televisión puede cortar la emisión en cualquier momento, siendo una pieza ideal para rellenar y cuadrar la parrilla de ca­da día.

En suma, el making of es un elemento de pri­mer nivel en la promoción de la película, ya que se puede utilizar como contenido independiente y así aparecer en programas televisivos consiguiendo, con poca inver­sión, un alto nivel de notoriedad, satisfa­ciendo la curiosidad del espectador ante lo que va a ver.

Tono Irisarri

- Advertisement -
Tono Irisarri
Tono Irisarri
Profesor de Marketing de Empresas Audiovisuales