Inicio Películas Déjate llevar

Déjate llevar

Ganadora de varios premios en Italia, Francesco Amato no remata una comedia de enredo de manual, con todos los elementos que mandan los cánones

884
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,00 sobre 5)
Cargando…
portada
Déjate llevar

· No cabe duda de que, sin Toni Servillo, Déjate llevar no merecería ni un pase. Buen trabajo de Verónica Echegui en el papel de Claudia y el de Carla Signoris, esposa de Elia.

Comedia inacabada

Historia mínima que enfrenta dos caracteres opuestos: Elia, psicoanalista judío, hombre mayor, “pasota”, egoísta, y recién divorciado; y Claudia, española caótica que trabaja de monitora de “fitness” en un gimnasio. Elia, obligado a acudir al gimnasio por motivos de salud, acabará contratando a Claudia como entrenadora personal, sin sospechar que pone su muy ordenada vida en las manos menos indicadas.

Déjate llevar es una comedia de enredo de manual: tiene todos los elementos que mandan los cánones, conflictos, explicaciones, nudo y desenlace. Pero da la impresión de que Francesco Amato, director y co-guionista de esta historia, ha rodado el primer borrador y no ha querido una segunda lectura del mismo. Tal vez ha considerado que la presencia de Toni Servillo (La gran belleza, Viva la libertà) bastaría para asegurar el éxito a su película. No cabe duda de que sin él esta cinta no merecería ni un pase, pero todo el guion pide a gritos un acabado en las situaciones y en los personajes.

Buen trabajo de Verónica Echegui en el papel de Claudia; notable el de Servillo, sobresaliente el de Carla Signoris, esposa de Elia.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.