Inicio Películas El secreto de Marrowbone

El secreto de Marrowbone

Hasta ahora guionista, Sánchez dirige y escribe esta película que bebe de trabajos anteriores como El orfanato y Lo imposible. Cosa legítima y lógica. Pero...

752
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,00 sobre 5)
Cargando…
portada
El secreto de Marrowbone

· La historia, sembrada de picos de tensión de una simpleza llamativa, termina ahorcándose con las sogas que ha ido disponiendo en una trama principal en la que parece que vale todo.

Cuando se tira demasiado de varita y chistera

El guionista español Sergio G. Sánchez (El orfanato, Lo imposible, Palmeras en la nieve) se estrena como director con un relato de caserón e historia siniestra, con atribulados y sufrientes niños de por medio, en la que ha contado con una generosa producción. Brillan las localizaciones catalanas y asturianas fotografiadas con esmero por el gran Xavi Giménez y la música de Fernando Velázquez subraya por si las moscas.

Sánchez bebe de las experiencias, de los recursos (conflictos, detonantes, puntos de giro, tramas) de El orfanato y Lo imposible y eso parece legítimo y hasta lógico. El problema es que su nueva película se parece demasiado a esa cinta lastimosa de Martin Scorsese titulada Shutter Island, donde se trataba de tomarle el pelo al espectador cómo y cuándo le viniese en gana al director, sembrando el relato de trampas y mezclando géneros hasta que el resultado es un licor irreconocible, que empieza siendo limonada con mucha azúcar, pasa al pisco y termina siendo tequila con pimienta y clavo.

El secreto de Marrowbone
El secreto de Marrowbone (2017), de Sergio G. Sánchez

El secreto de Marrowbone, sembrada de picos de tensión de una simpleza llamativa, termina ahorcándose con las sogas que ha ido disponiendo, en buena medida por la tendencia cada vez más extendida en series y películas de meter en la misma historia truculencias en plan montaña rusa, que si se piensan 15 segundos hacen que el pacto de lectura se rompa en mil pedazos. Es como el que toma un catálogo del túnel de los horrores y quiere que salga todo. Y claro, la cosa acaba dando poco miedo y un poquito de risa.

Reseña Panorama
s
Compartir
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor