Inicio Películas Expediente Warren: El caso Enfield

Expediente Warren: El caso Enfield

El especialista en sustos James Wan nos presenta un nuevo caso del matrimonio Warren, con niña poseída que impresiona

1163
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (3 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 3,00 sobre 5)
Cargando…
portada
Expediente Warren: El caso Enfield

· En esta entrega James Wan ha hecho lo que debe ser una secuela: algo semejante al original, con bastantes diferencias para que no sea una simple copia del primero.

Segundas partes buenas

Conviene aclarar que nadie está obligado a disfrutar de una película de terror, pero que dentro del género hay obras buenas, regulares o malas. Expediente Warren pertenece a las primeras. Quienes vieron la primera entrega no necesitan presentación, al resto les diremos que los Warren son dos personajes reales, un matrimonio norteamericano que, con permiso del Vaticano, estudiaba casos de (supuesta) posesión diabólica y/o fenómenos paranormales.

James Wan, cineasta australiano de origen chino-malayo, comenzó su andadura cinematográfica con la siniestra Saw. Desde entonces se ha dedicado al género del terror -salvo una incursión en la saga Fast & Furious-, a menudo mezclado con fenómenos extraños como han sido las dos entregas de Insidious. Los casos del matrimonio Warren le han proporcionado un material de primera para su gusto por lo misterioso.

El caso Enfield es el asunto más documentado de la historia de estos fenómenos, sucedió en Londres en los años setenta y, además de la familia protagonista, fueron testigos de los hechos la policía y la prensa.

En la nueva entrega de un caso Warren James Wan ha realizado un trabajo excelente porque ha hecho lo que debe ser una secuela: algo semejante al original, con bastantes diferencias para que no sea una simple copia del primero. En cuanto a la realización, es excelente; no solo la ambientación, textura, color y moda de Londres de los setenta, sino que además Wan demuestra que en el mundo de los sustos, es uno de los directores que mejor maneja el suspense y aprovecha los espacios cerrados que siempre implica este género.

Vera Farmiga y Patrick Wilson vuelven a encarnar, y muy bien, a Lorraine y Ed Warren; la joven Madison Wolfe impresiona en el papel de Janet, la niña poseída; y Wan nos regala con la presencia de Franka Potente, en un pequeño pero significativo papel.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.