Inicio Películas Lo que esconde Silver Lake

Lo que esconde Silver Lake

David Robert Mitchell dirige esta cinta pretenciosa, basada en una narcisista teoría de la conspiración a escala cósmica, delirante y exibicionista

307
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (2 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 1,00 sobre 5)
Cargando…
portada
Lo que esconde Silver Lake

· Quizá hace cuarenta años habría resultado “vanguardista” o “de culto”, pero hoy en día Lo que esconde Silver Lake solo arranca un par de sonrisas en algún momento y bostezos en otros muchos.

Confusión millennial

Lo que esconde Silver Lake es… nada de nada. Sam es un pseudoadolescente, a sus treintaypico años se pasa la vida leyendo cómics, espiando con unos prismáticos a sus vecinas, o practicando sexo. No tiene trabajo, ni lo busca. Está a punto de ser desahuciado, pero no hace nada por conseguir evitarlo. Entonces entra en escena una nueva y guapa vecina que desaparece misteriosamente y Sam dedica su ¿talento? a buscarla como si se tratara de un juego de pistas concebido por un loco, en el que se dan cita un irreverente grupo de rock, un autor de cómics, millonarios, fiestas elegantes y otras menos elegantes, y donde la realidad y la fantasía enferma de Sam se confunden.

Película escrita y dirigida por David Robert Mitchell, cuya anterior It follows, aunque pretenciosa, resultaba interesante. En el caso presente solo queda lo de pretenciosa, una larga, muy larga, y narcisista teoría de la conspiración a escala cósmica, delirante y exibicionista, llena de droga, sexo y en algún momento violencia; con la intención, tal vez, de mostrar los motivos de descontento de la generación actual. Quizá hace cuarenta años habría resultado “vanguardista” o “provocadora” o “de culto”, pero hoy en día solo arranca un par de sonrisas en algún momento y bostezos en otros muchos.

Un auténtico desperdicio de talentos, empezando por el pobre Andrew Garfield con cara de fumado, siguiendo por Rich Vreeland y su banda sonora, y así hasta el final.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.