Inicio Películas El mejor verano de mi vida

El mejor verano de mi vida

Comedia digna y agradable de Dani de la Orden, con un Leo Harlem como hombre orquesta que eclipsa a todos los demás menos a los niños

368
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (3 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,67 sobre 5)
Cargando…
portada
El mejor verano de mi vida

· El mejor verano de mi vida presenta buenas intenciones, apología de la familia y del sentido común, burla del dinero fácil, del aparentar y de un largo etcétera, que resulta una bocanada de aire para el común de los mortales.

Las ocurrencias de Curro-Leo

Curro, comercial simpático y dicharachero, pero no muy solvente, pasa por otro mal momento: lleno de deudas y con el proceso de separación de su mujer en el horizonte, promete a su hijo Nico que si saca todo sobresalientes le llevará a pasar unas vacaciones inolvidables. El chico lo consigue y Curro se ve obligado a cumplir su promesa, sin un céntimo y con trabajo pendiente, porque el peor vendedor será despedido al final del verano.

Dani de la Orden (El pregón) consigue hacer una comedia bastante apañada: hay un objetivo claro, hay personajes interesantes o entrañables, hay situaciones divertidas y hay mucho corazón. El objetivo es salvar la familia, Curro -con todos sus defectos- se ocupa y preocupa de su hijo, y quiere salvar su matrimonio; también quiere salvar su empleo, y la gracia consiste en que los objetivos no siempre van en la misma línea y hay que elegir. Curro, o Leo Harlem, es el hombre orquesta de esta comedia. Curro es Leo, tanto que llega a ser un defecto; hay momentos -varios- en que el director es dirigido. Se limita a dejar que Leo improvise ante la cámara. Naturalmente, la cosa funciona la mayor parte del tiempo, pero resulta excesivo, incluso para la creación del personaje. Leo Harlem eclipsa a todos los demás, menos a los niños, Nico y Laura.

Buenas intenciones, apología de la familia y del sentido común, burla del dinero fácil, del aparentar y de un largo etcétera, que resulta una bocanada de aire para el común de los mortales. No es una obra sobresaliente, pero sí una comedia digna muy agradable.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.