Inicio Películas Misión imposible: Fallout

Misión imposible: Fallout

Christopher McQarrie dirige y escribe esta nueva entrega que no es un simple "más de lo mismo". Tom Cruise, sin menospreciar al resto del equipo, vuelve a estar cómodo en su papel

445
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 5,00 sobre 5)
Cargando…
portada
Misión imposible: Fallout

· La sexta entrega de Misión imposible supone una agradable sorpresa; por supuesto se trata de un producto comercial, de entretenimiento, con vocación de blockbuster del verano, pero también es una buena película.

De lo mejor de la saga

Ethan Hunt acepta una nueva misión: él y su equipo tienen que recuperar tres núcleos de plutonio que serían un arma fatal en manos terroristas; también tiene que enfrentarse a Los Apóstoles, grupo terrorista interesado en esas armas nucleares. La acción comienza con una serie de sonoros fracasos: Ethan parece haberse vuelto blando, y ha perdido un tiempo precioso, la amenaza terrorista es inminente.

La sexta entrega de Misión imposible supone una agradable sorpresa, no es un simple “más de lo mismo”; por supuesto se trata de un producto comercial, de entretenimiento, con vocación de blockbuster del verano, pero también es una buena película, de lo mejor de esta saga.

En primer lugar, tanto el guion como la dirección vienen de la mano de Christopher McQarrie, quien hizo el mismo doblete en la anterior entrega de esta serie; McQarrie obtuvo un Oscar al mejor guion por Sospechosos habituales y colabora habitualmente con Tom Cruise. Ellos y el resto del equipo han adquirido una interesante solera que les permite moverse dentro de este mundillo con gran soltura e introducir innovaciones de calado; la primera, el factor humano. Distingue esta película de las otras el valor de la persona: ¿por qué salió mal aquel encuentro con los terroristas? ¿qué hizo mal Ethan? ¿por qué su director, Alec Baldwin, confía en él? ¿qué dice Angela Bassett, directora de la CIA, al final de la cinta? La preocupación por los demás. Pero además la historia habla de Ethan, de su mujer, de sus compañeros. Es obligatorio rendir homenaje a Simon Pegg, y también a Ving Rhames; el equipo de Misión imposible es veterano, y se nota. Con ellos el guionista puede disfrutar, utilizar recuerdos, reírse de sí mismo -hay una buena dosis de humor en esta película- y contar una buena historia. Atención, a veces resulta complejo seguir el hilo, conviene estar atento.

Tom Cruise, sin menospreciar al resto del equipo, ya lo hemos dicho, está cómodo en su papel; no solo demuestra ser un gran actor de acción: buena parte de la publicidad que le muestra sin doble en las escenas arriesgadas -paracaidismo, vuelo de helicóptero- es cierta, a lo que hay que sumar que realiza una gran interpretación de un Ethan más humano y vulnerable. Además, junto a Michelle Monaghan, que lleva años interpretando a la mujer de Ethan, hay otras tres mujeres de armas tomar, que equilibran un reparto que empezó siendo exclusivamente masculino.

Del lado de la acción, absolutamente espectacular, con un ritmo endiablado, las más de dos horas se pasan en un vuelo.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.