Inicio Películas Nos vemos allá arriba

Nos vemos allá arriba

Una interesante farsa bellamente realizada, con un poderío visual que supone un gran paso adelante en la carrera del director y actor Albert Dupontel

207
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (3 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 3,33 sobre 5)
Cargando…
portada
Nos vemos allá arriba

· Nos vemos allá arriba adapta para la pantalla grande una novela que en 2013 fue candidata a seis importantes premios literarios, ganando el Goncourt.

Desenmascarando la guerra

1918, último día de la guerra. En una perdida y maldita cota la jornada no consistió en una apacible espera a que se firmara el armisticio; el teniente Henri d’Aulnay-Pradelle quería licenciarse con los galones de capitán y provocó una postrera ofensiva. Albert Maillard, un pobre contable, se dio cuenta de la maniobra y estuvo a punto de morir asesinado por su oficial, sobrevivió gracias a su compañero Edouard Péricourt -acaudalado artista-, quien quedó horriblemente desfigurado. Tras la desmovilización, Edouard, para ahorrar a su familia su horrible visión, se hace pasar por muerto. Edouard y Albert malviven en París. La patria no sabe qué hacer de sus héroes, y terminan recurriendo a una fenomenal estafa.

El actor y director francés Albert Dupontel adapta para la pantalla grande una novela que en 2013 fue candidata a seis importantes premios literarios, ganando el Goncourt. Novela interesante que mezcla el género histórico -favorito del autor, Pierre Lemaitre-, el detectivesco y la novela social. Tiene ciertas semejanzas temáticas y pictóricas con la novela y película Largo domingo de noviazgo, que comenzaba igualmente con un enigma en las trincheras.

Quienes conocen la trayectoria de director y actor Albert Dupontel saben que le gusta mirar con ternura a las clases desfavorecidas, y que la pareja Albert MaillardEdouard Péricourt, aunque le fue servida por la novela, podría haberla escrito él solo. Un pobre contable superado por los acontecimientos, y un rico mutilado, convertido en rebelde, buscando justicia. Los alegatos contra la guerra y sus responsables, y aquellos que se aprovecharon de ella, son interesantísimos y están realizados con gracia y buen gusto.

Destaca en esta película el tono pícaro y desenfadado, que evita lo que debería haber sido un relato siniestro. En cuanto a la forma, la fotografía es antológica, unos colores y un grano que recuerdan que vemos imágenes de hace un siglo, y unos planos secuencia vistosos y expresivos. Los decorados, además -primero las trincheras, luego los salones-, son impresionantes, el vestuario es magnífico. No en vano la película obtuvo cinco premios César el año pasado.

Finalmente, la interpretación, especialmente la de Nahuel Pérez Biscayart, que debe actuar tapado y mudo, es un poema.

Una interesante farsa bellamente realizada, con un poderío visual que supone un gran paso adelante en la carrera del director Dupontel.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.