Inicio Películas Salvando al Reino de Oz

Salvando al Reino de Oz

Cuarta película de animación de Vladimir Toropchin que va adquiriendo oficio pero, tanto en el guion como en la producción, tiene que mejorar

223
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (Realiza el primer voto)
Cargando…
portada
Salvando al Reino de Oz

· La animación es correcta, pero se nota una falta de presupuesto en Salvando al Reino de Oz que se suple con ingenio y movimientos audaces de cámara.

La nieta de Dorothy

No mucho después de que Baum escribiera El mago de Oz, Alexander Volkov escribió una adaptación rusa llamado El mago de ciudad esmeralda. Esta historia tardó en tener éxito pero al final, en 1959, era tan popular que Volkov escribió cinco secuelas. La primera de ellas, Urfin Jus y su ejército de madera, es la que ahora salta a la pantalla grande. Cuenta cómo un aldeano amargado llamado Urfin, gracias a unos polvos mágicos, intenta hacerse con el poder en el reino de Oz. En ese momento, por casualidad, la traviesa nieta de Dorothy -que visitara Oz por primera vez- se pone los zapatos plateados de su abuela y se ve transportada al mágico reino donde descubrirá que las historias que le contó su abuela eran ciertas, conocerá al Hombre de Hojalata, al León y al Espantapájaros y, aunque no es la verdadera Dorothy, les ayudará a derrotar a Urfin.

Salvando al Reino de Oz
Salvando al Reino de Oz (2017), de Vladimir Toropchin

Cuarta película de animación de Vladimir Toropchin, y primera que llega a nuestras pantallas. Las tres anteriores fueron de un gusto excesivamente local. Toropchin va adquiriendo oficio pero, tanto en el guion como en la producción, tiene que mejorar. La película es aceptable, pero excesivamente simple para nuestro gusto, tanto las tramas como las subtramas se resuelven fácilmente, a pesar de que hay apuntes interesantes como es la utilización de una bella animación tradicional, dibujada a mano, en el prólogo y en algunos flashes back; el prólogo, que presenta al joven Urfin y su amiga Nadia; o algunos detalles de crueldad que el cine dedicado a los pequeños había olvidado.

También resulta interesante la personalidad de Dorothy, adolescente moderna que no quiere involucrarse en una historia que no es suya, sino de su abuela. Todos esos elementos debían haber dado mucho más de sí. La animación es correcta, pero se nota una falta de presupuesto que suple con ingenio y movimientos audaces de cámara. Acostumbrados a las últimas realizaciones japonesas, europeas y norteamericanas, esta película no llama la atención salvo, tal vez, por la belleza de los colores y, naturalmente, por el encanto de los personajes.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.