Inicio Películas The Florida Project

The Florida Project

Tras la discutida Tangerine, Sean Baker toca diversas fibras sensibles con esta historia, en la que se luce Willem Dafoe en un papel hecho para regalo de cualquier actor

709
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 3,00 sobre 5)
Cargando…
portada
The Florida Project

· Baker ha escrito The Florida Project con Chris Bergoch, su co-guionista en la discutida Tangerine, y les ha salido una historia bella y tremenda.

Las vacaciones de Moonee

Moonee es una niña de seis años. Vive, o está de vacaciones -no lo sabemos y viene a ser lo mismo- en el Magic Castle Motel, en Orlando (Florida), con Halley, su joven, irresponsable y caótica madre soltera. Halley no tiene trabajo y no parece preocuparse por tenerlo; trapichea con cualquier cosa, incluso con su cuerpo, hasta conseguir pagar su habitación, y no acepta ninguna regla. Moonee, a imagen de su madre, lleva una vida repleta de travesuras y palabrotas, anima a sus pequeños amigos a cometer cualquier tropelía a su alcance, y logra meterse en problemas. Bobby, el gerente del hotel, cuida del lugar y de sus huéspedes con amabilidad y firmeza; se hace cargo de la situación e intenta ayudar, pero también está a punto de perder la paciencia. Poco a poco Halley y Moonee se quedan sin apoyos ni amistades y su situación se vuelve muy difícil. Todo el mundo se da cuenta de que así no pueden seguir, todos menos Halley.

Baker ha escrito esta historia con Chris Bergoch, su co-guionista en la discutida Tangerine, y les ha salido una historia bella y tremenda. Toda la acción transcurre en el Magic Castle Motel y sus alrededores, y está construida a base de pequeñas anécdotas que valen por muchos discursos y mantienen la atención del espectador a pesar de que desde el primer minuto han puesto todas las cartas sobre la mesa y el desenlace es inevitable.

The Florida Project
The Florida Project (2017), de Sean Baker

A pesar de tan orgulloso nombre se trata de un lugar barato (relativamente), y viene a ser el peldaño inmediatamente superior a una caravana en un camping. La gente que vive allí es muy modesta a pesar de estar a un paso de Disneylandia. Con una mirada próxima al documental vemos a los niños y a sus familias, todos ellos pobres, y todos ellos cuidando a sus pequeños del mejor modo que saben. El caso de Moonee es llamativo por la absoluta falta de reglas que tiene y esta puede ser la clave de la película, que muestra lo absurdo de presumir de falta de reglas, de educar -o deseducar- en la pura anarquía y el egoísmo como único motor de la conducta. Las acciones tienen consecuencias, y éstas pueden ser tremendas, especialmente para los inocentes, los más pequeños. La historia toca diversas fibras sensibles, ya que el espectador no deja de ver que el afecto entre madre e hija es auténtico y que, a pesar de todos sus defectos, Moonee solo tiene a Halley.

Los colores, también los del hotel, son llamativos, recuerdan que estamos ante una fábula próxima a un lugar de fantasía; la cámara, en más de una ocasión, ha sido sustituida por móviles o tabletas, el sonido es de una sobriedad extrema.

Baker y Bergoch huyen del artificio y del melodrama; a riesgo de perder “eficaces mecanismos de suspense y emoción”, mantienen un frío realismo y hacen avanzar la acción hacia su lógica conclusión. Al igual que en sus obras anteriores, Baker utiliza actores no profesionales y descubre a una niña prodigiosa, Brooklynn Prince, y a una más que notable Bria Vinaite; los demás niños y sus familiares están a la altura de sus papeles, destacando por su naturalidad. Para el papel de Bobby, ese extraordinario gerente, serio, generoso, capaz y exigente, ha recurrido a un profesional acreditado, Willem Dafoe, que se luce en un papel hecho para regalo de cualquier actor.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.