Arrow: Robin Hood de Starling City

Los tres creadores de esta serie llevan muchos años dedicados a la televisión y eso se nota. Para bien en este caso. Greg Berlanti (Everwood, Eli Stone), Marc Guggenheim (Flashforward) y Andrew Kreisberg (Fringe) consiguen que Arrow tenga estilo propio. La adaptación televisiva del superhéroe Flecha Verde (no confundir con Linterna Verde, aunque ambos son creaciones de DC Comics), es un mecanismo ingenioso que consigue que funcionan piezas heredadas de otras series y películas.

En el fondo la historia es sencilla. Un heredero rico que daban por muerto regresa a su ciudad de origen después de un naufragio dispuesto a poner el orden y concierto en una sociedad dominada por la corrupción política y judicial. Para ello sólo cuenta con tres armas: su imbatible honestidad, un arco y unas flechas.

Antes que nada hay que advertir que la serie cuenta con uno de esos actores principales que le sobra músculo y le falta carisma (Stephen Amell). Quizás por eso la serie al principio no acabe de entusiasmar. Sin embargo poco a poco el showrunner de la serie va encadenando aciertos, aportando giros y novedades que hacen que los personajes y los tramas no sean tan predecibles ni tan simples. Conforme avanzan los capítulos Arrow va dejando atrás a series similares de superhombres con conflictos domésticos como Smalville, Alphas, Sobrenatural, Grimm o Héroes. Sin llegar al nivel de excelencia que logró Christopher Nolan en El caballero oscuro, esta versión siglo XXI de Robin Hood puede presumir de tomarse en serio el alma de sus personajes sin morir en el intento.

Aunque en muchos momentos la realización es demasiado funcional, los diálogos tienen la suficiente vida para que los personajes tengan la épica y el recorrido que muchas veces suele faltar en los superhéroes de la pequeña pantalla. De esta creatividad se acaba contagiando el protagonista que, siendo un actor limitado, sabe crecer a lo largo de la temporada dejando que su personaje acabe siendo bastante más interesante y complejo de lo que prometía. Otro detalle que hay que agradecer es que los personajes secundarios no sean espectadores bobos y pasmados ante el arquero superhéroe. Hay un buen elenco de buenos y malos con varias capas que tardan en desvelarse.

También el compositor de la serie, Blake Neely (El mentalista, The Pacific, Cinco hermanos), ofrece lo mejor de sí mismo con una música que acompaña a las vibrantes escenas de acción dando dramatismo y evitando el fondo discoteca con el que muchos se empeñan en que la acción televisiva y cinematográfica sea anónima y efectista.

Es verdad que la serie recuerda en muchos momentos a otras series y películas. Ese cuaderno en el que el protagonista anota próximos objetivos comentados en off está entre Kill Bill y Dexter, la «limpieza» de una ciudad ignorante de su corrupción va desde Robin Hood hasta V de Vendetta o Batman, el personaje de abogada que ayuda al superhéroe… Pero todos estos ingredientes están bien asumidos en un guión inteligente, muy entretenido y ejemplarmente desarrollado.

Arrow (2012)
Arrow (2012)

Arrow (Greg Berlanti, Marc Guggenheim, Andrew Keisberg)

País: Estados Unidos Intérpretes: Stephen Amell, Katie Cassidy, Colin Donnell, David Ramsey, Willa Holland, Susanna Thompson, Paul Blackthorne Duración: 1 temporada de 23 capítulos de 40 minutos Producción: Bonanza Productions, Berlanti Productions, Warner Bros Television, DC Comics Emisión en Estados Unidos: En The CW desde el 10 de octubre de 2012 Emisión en España: En Calle 13 Universal desde el 14 de noviembre de 2012 +16 años