· Babylon Berlin es la serie de habla no inglesa más ca­ra de las realizadas en Europa, algo que se nota en la recreación de los últimos años 20 en Alemania, muy cui­da­da en la dirección artística, las localizaciones y la fo­to­grafía.

Decadencia mortecina

Tom Twyker (Alemania, 1965) tuvo un inicio profesional muy prometedor con películas como Corre, Lola, co­rre (1998) y La princesa y el guerrero (2000). Era un autor con mucha creatividad, capaz de asumir las tareas de productor, guionista, director y compositor de la banda sonora en sus películas y también en series de televisión. 30 años después su carrera no ha respondi­do a las expectativas. Su estilo se ha ido recargando ar­ti­ficialmente y sus historias, aparentemente más comple­jas, pecan de verborrea y pedantería insustancial. Mucho tienen que ver estos excesos con su colaboración ar­tística con las hermanas Wachowski en la película El at­las de las nubes y en la serie Sense8. En ambos casos se trata de producciones tan ambiciosas como ridículas.

Babylon Berlin es la serie de habla no inglesa más ca­ra de las realizadas en Europa, algo que se nota en la recreación de los últimos años 20 en Alemania, muy cui­da­da en la dirección artística, las localizaciones y la fo­to­grafía. Es una época de máxima tensión en el país por la pobreza aún no superada de la posguerra y el tratado de Versalles que coincide con el crecimiento del nazismo y el comunismo en Alemania.

El protagonista de la historia es el detective Gareon Rath (Volker Bruch), trasladado desde Colonia a Berlín pa­ra controlar la violencia creciente en las calles por las ma­nifestaciones políticas y la consolidación de redes de de­lincuencia permitidas por una policía mayoritariamen­te corrompida. El primer caso que le asignan es el de una productora de cine clandestino que acaba de rodar una película pornográfica sobre un texto fundamental de la Sagrada Escritura.

La aportación inestimable de Bryan Ferry

La serie tiene algunos momentos sensacionales que sor­prenden en una historia plomiza, farragosa y muy ofen­siva. Son las escenas en las que adquiere protagonismo el septuagenario cantante y compositor Bryan Fe­rry, que ha creado varios temas para la serie. El más im­ponente es Zu Asche, Zu Staub (A las cenizas, al polvo), una canción de tono decadente utilizada en los cré­di­tos de la serie y en una escena de cabaret muy ela­bo­ra­da en planificación y coreografía. Probablemente se tra­ta de una de las mejores canciones compuestas para una serie de televisión en estos momentos de máximo es­plendor de la pequeña pantalla.

Babylon Berlin
Babylon Berlin (2017), de Tom Tykwer, Henk Handloegten y Achim von Borries

Desgraciadamente, la historia solo adquiere intensidad en estos momentos musicales, ya que los personajes tie­nen un desarrollo plano y muy poco atractivo. La trama policial también resulta tediosa al dispersarse constantemente en varias vías de investigación desarrolladas con ingenio y talento limitado. Hay pocas escenas en que los personajes y los diálogos logren esa sofisticación y riqueza sugerente que ha hecho inmortal al cine y la li­teratura de género desde hace casi un siglo.

Babylon Berlin es fácilmente comparable con la norteamericana Boardwalk Empire. No solo por el argumento y la época, sino también porque en las dos se combinan aciertos formales y carencias narrativas. En ambas se sustituye la sugerencia por el exhibicionismo en el se­xo y la violencia, el desarrollo detallista de los perso­na­jes por el maniqueísmo empobrecedor. Aunque hay que reconocer que Babylon Berlin es aún más aburrida.

Lo mejor de la serie es un reparto espléndido de ac­to­res alemanes de primera línea como Volker Bruch (RAF. Fac­ción del Ejército Rojo, El hombre del corazón de hie­rro), Live Lisa Fries (La ola) o Leonia Benesch (The Crown, La cinta blanca), además del reconocido actor ruso Waléra Kanischtscheff (Somos la noche, En tierra de nadie).

  • Creador: Tom Tykwer, Henk Handloegten, Achim von Borries
  • País: Alemania (2017)
  • Intérpretes: Volker Bruch, Liv Lisa Fries, Leonie Benesch, Denis Burgazliev, Peter Kurth, Severija Janusauskaite
  • Duración: 2 temporadas (8 capítulos de 45 minutos)
  • Emisión en España: Movistar+
  • Público adecuado: +18 años (VXD)