Inicio Series TV Eli Cohen, espía

Eli Cohen, espía

El espía es una miniserie de Netflix, protagonizada por Sacha Baron Cohen, que narra la historia de Eli Cohen, un espía judío que se infiltró entre las autoridades de Siria

Esta interesante serie que parte de hechos verídicos consta de seis capítulos de 60 minutos y narra la formación de Eli Cohen y su evolución como espía, convirtiéndose en Kamal Amin Ta’abet. Eli Cohen logró infiltrarse entre los poderosos de Siria y fue el confidente y amigo de muchos de ellos, logrando transmitir multitud de secretos del país, hasta que fue descubierto en 1965.

El espía está inspirada en la historia de Eli Cohen, que trabajó como agente encubierto en Siria en la década de los 60. Cohen logró relacionarse con los líderes militares y personalidades ricas  del país, hasta el punto de ganarse su confianza y enterarse de los mayores proyectos sirios contra Israel.

- Anuncio -

Sacha Baron Cohen (¿Quién es América?) protagoniza la serie en el papel de Eli Cohen, un hombre cuya devoción es servir a su país, pero que hace tan bien su trabajo que le cuesta dejar de lado su doble identidad. Noah Emmerich (The Americans) interpreta a Dan Peleg, el controlador del Mosad a cargo de Eli que intenta purgar su culpa por los sacrificios que hace este. Hadar Ratzon Rotem (Homeland) interpreta a Nadia, la esposa de Eli que, además de criar sola a sus hijos, sospecha que algo no va bien con el trabajo de su marido para el Gobierno. Waleed Zuaiter (Colony) interpreta a Amin Al-Hafz, un militar que cree haber encontrado en la falsa identidad de Cohen al aliado perfecto. Gideon Raff (Prisoners of War, Homeland y Tyrant) es el director y guionista de El espía junto con Légende Films. Alain Goldman (La vida en rosa [Edith Piaf]) produce esta serie basada en hechos reales.

La historia de Eli Cohen

Eli Cohen nació en Egipto y participó en actividades proisreaelíes en su país en la década de 1950. Posteriormente fue reclutado por la inteligencia militar israelí y se le dotó de una identidad falsa como un árabe sirio que volvía a su país de origen tras vivir en Argentina. Como coartada, Cohen se fue a Argentina en 1961 y al año siguiente se mudó a Damasco. Con el hombre de Kamal Amin Ta’abet, Cohen consiguió la amistad de varios militares y oficiales del gobierno. Su trayectoria como espía fue formidable y su contribución fue decisiva para Israel en la Guerra de los Seis Días. Fue descubierto y capturado en enero de 1965.

Eli Cohen es considerado un héroe en Israel y su historia la cuenta Ben Dan (su controlador del Mosad) en el  libro Un espía que llegó de Israel, escrito por dos periodistas israelíes.