Inicio Series TV "Emma", de Rebecca Eaton, Phillipa Giles, George Ormond

"Emma", de Rebecca Eaton, Phillipa Giles, George Ormond

Como suele suceder en las series producidas por la BBC, el casting es excelente.

2011/05/11

- Anuncio -

Estreno en Reino Unido: 4.10.2009 en la cadena BBC One
Emisión en España: 19.6.2010-10.7.2010 en Canal+
Calificación: Mayores de 12 años

País: Reino Unido   Dirección: Jim O’Hanlon    Guión: Sandy Welch   Fotografía: Adam Suschitzky   Música: Samuel Sim   Intérpretes: Romola Garai, Jonny Lee Miller, Michael Gambon, Jhodi May, Blake Ritson, Louise Dylan   Duración: 4 capítulos de 60 minutos   Productora: BBC Drama para BBC One

La grandeza de la BBC

Con un excelente guión adaptado de San­dy WelchEmma cuenta la historia de una hermosa joven que disfruta arreglando la vida sentimental de los que le rodean sin ocu­parse de interrogarse a sí misma sobre sus sentimientos. Aguda, divertida, conmove­dora, la miniserie ofrece 240 minutos de in­terpretaciones de altísimo nivel, con un ma­nejo del inglés que es un regalo para los oídos. Welch ya tenía mucho prestigio por sus adaptaciones para la televisión de North & South (2004), sobre la novela de Eli­za­beth Gaskell, y por Jane Eyre (2006), sobre la novela de Charlotte Brontë.

La que muchos expertos en Jane Austen -in­cluido el poeta y catedrático José María Valverde, autor de una excelente traducción al español- consideran su obra más logra­da, ha sido llevada nuevamente a la tele­visión por la BBC, en una miniserie de cua­tro capítulos que resulta sencillamente ex­quisita.

La reina de la función es Romola Garai, una actriz británica de 28 años, que ofrece un verdadero recital interpretativo y cautiva al espectador que -al igual que en la nove­la, creo que incluso más aceleradamente- apren­de a querer al personaje de Emma, dis­culpándole su desmedida afición a jugar con las vidas amorosas ajenas.

La elección de Jonny Lee Miller (38 años, diez más que Garai) para encarnar al se­reno y equilibrado Mr. Knightley es arriesga­da, pero a la postre es un gran acierto: las idas y venidas de su relación con Emma son realmente emotivas, en gran medida por­que el actor se apodera con un aplomo no­table de ese papel del amigo de más edad, casi un hermano paraEmma, con la que mantiene un continuo pulso para hacer­le cambiar, queriendo conservarla, paradó­jicamente, tal cual es.

Miller fija el prototipo de hombre que te­nía la soñadora Jane Austen, de una mane­ra tan brillante que podemos decir que só­lo Colin Firth le ha superado (su Mr. Dar­cy en Orgullo y prejuicio es realmente imba­ti­ble).

Como suele suceder en las series producidas por la BBC, el casting es excelente: los ac­tores tienen una facilidad para dar natura­lidad a los diálogos y los gestos de un mun­do pretérito, con un donaire y una con­vicción que proceden de una experiencia teatral extensa y de haber estado en con­tacto frecuente con textos clásicos.

En ese sentido, como ya ocurrió en la cita­da versión televisiva de Orgullo y prejuicio (con unos memorables Colin Firth yJe­nni­fer Ehle, que volverían a coincidir en la pe­lícula El discurso del rey), se puede decir que los actores ingleses son una raza aparte cuando se trata de interpretar textos lite­rarios de calidad, tienen una técnica senci­llamente envidiable. Basta ver y oír al irlan­dés Michael Gambon, que encarna al apren­sivo y maniático Mr. Woodhouse, el pa­dre de Emma, con una chispa encomiable.

Emma tiene un diseño de producción her­moso, que sabe usar la mansión campes­tre con sus cuidados jardines y, como contras­te, el pequeño pueblo cercano, para am­bientar los enredos afectivos de una histo­ria que en sus vueltas y revueltas contiene una soterrada crítica social que Austen li­bera casi como un desahogo.

La fotografía de interiores y exteriores de Adam Suschitzky hace que la serie sea un re­galo para la vista. No faltan los bailes, en los que se lucen los coreógrafos y los diseña­dores de vestuario. La miniserie recibió el Emmy al mejor trabajo de peluquería. El mú­sico Samuel Sim hace un trabajo medido, que marca el compás de la montaña ru­sa de emociones que supone la historia, con una melodía en los créditos especialmen­te afortunada.  El inteligente montaje, que usa juguetones acordes musicales como for­mas de paso, da a la historia vivacidad y de­senfado, de manera que los espectadores más jóvenes o los que no han leído a Aus­ten quedarán seducidos por el ritmo sereno pe­ro para nada moroso de un relato encanta­dor, deliciosamente anacrónico.

Las productoras ejecutivas de EmmaRe­be­cca Eaton y Phillipa Giles, son dos de las personalidades más importantes del mun­do de la ficción televisiva, seriada o en for­mato TV movie. Su portfolio es intermina­ble: Downton AbbeySherlock,Luther, Si­lent witnessNorth & South, Jane Eyre, Wa­llan­derCasa desolada, Oliver Twist, etc., etc.

Alberto Fijo

Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor