· Con un diseño de producción y un vestuario dignos de la mejor tra­dición detectivesca británica, y la ciudad de Oxford como protago­nis­ta más que mera localización, Endeavour se disfruta por muchas razones.

Un joven inspector Morse

Doce años después de que se retirara de antena la serie Inspector Mor­se (que duró otros tantos en emi­sión), la cadena británica ITV (Downton Abbey, Broadchurch) estrenó en 2012 la precuela del personaje creado por Colin Dexter. Era su ma­nera de celebrar el 25 aniversario de la adaptación del protagonista de las novelas a la ficción seriada. Ahora, la plataforma Filmin nos acerca las cinco temporadas que hay hasta el momento. La sexta se encuentra ac­tualmente en emisión en ITV.

Endeavour (que en inglés signi­fi­ca esfuerzo), sitúa al joven Endea­vour Morse (Shaun Evans) en la es­tación de policía de Cowley de la ciu­dad de Oxford, a la que se incorpora con poca ilusión en 1965, tras aban­donar sus estudios universitarios en el Lonsdale Collage y pasar por el Royal Corps of Signals, la división de señales y criptografía del ejér­cito. Allí cae bajo las órdenes del inspector Fred Thursday (Roger Allam), quien, además de superior, se convierte en mentor y amigo.

Ése, el esfuerzo, es la actitud que de­fine el carácter que va forjando el per­sonaje de Evans en su trabajo: em­peño, sacrificio, no solo con los ca­sos con los que tiene que lidiar si­no con su propia personalidad -sagaz pero maniática y esquiva-, con su físico enclenque y con los intereses políticos que giran a su alrededor. Morse es un hombre frágil por el amor perdido, por la soledad, un jo­ven sensible que ama la música y se marea ante la vista de una autopsia. Resuelve los casos con su inteli­gen­cia y su cultura más que con la fuer­za, la energía o la rapidez. Y en es­te contraste está el encanto.

Con un diseño de producción y un vestuario dignos de la mejor tra­dición detectivesca británica, y la ciudad de Oxford como protago­nis­ta más que mera localización, Endeavour se disfruta por muchas razones. La duración de hora y media por capítulo, invita a la degustación.

Por la verosímil interpretación de su actor principal, desde luego, y la de secundarios maravillosos co­mo Roger Allam, por su exquisita gra­mática y la multitud de datos de la literatura, el arte y la historia con las que Morse da en la clave del modus operandi de los crímenes, o la banda sonora de Barrington Pheloung que acompaña y personaliza el arranque de cada capítulo e incluye piezas clásicas, jazz, pop, ópera, etc. Pero también por una narrativa mo­derna en la que Russell Lewis pre­senta a los personajes como trazos de una pintura abstracta que con la distancia adecuada dan sentido al con­junto. El único «pero» es que a ve­ces la solución es excesivamente com­pleja y el espectador tiene la sen­sación de haber sido convocado a la resolución y no estar a la altura.

  • Creador: Russell Lewis
  • País: Reino Unido, 2012
  • Intérpretes: Shaun Evans, Roger Allam, Anton Lesser, Sean Rigby, Jack Laskey, James Bradshaw, Abigail Thaw, Sara Vickers, Caroline O’Neill, Dakota Blue Richards, Jack Bannon, Shvorne Marks
  • Duración: 5 temporadas, 6ª en producción (23 capítulos de 90 minutos)
  • Productoras: Mammoth Screen, Masterpiece
  • Emisión en España: Filmin
  • Público adecuado: +18 años
Reseña Panorama
s
Cristina Abad
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla