· La serie es entretenida y sabe cómo compaginar las diversas tramas.

  • Creador: Bruno Heller
  • País: EE.UU.
  • Intérpretes: Ben McKenzie, Sean Pertwee, Donal Logue, Robin Lord Taylor, Zabryna Guevara, David Mazouz, Erin Richards, Camren Bicondove
  • Duración: 1 temporada de 21 capítulos de 45 minutos
  • Emisión en España: Canal Plus Series
  • Público adecuado: +18 años (VXD)

Al rico superhéroe

El personaje de Batman ha dado muchas vueltas. Des­de la serie de finales de los 60, en la que más que disfraces los personajes parecía que llevaban pi­jamas de felpa, hasta la mítica versión de dibujos ani­mados, pasando por las ingeniosas adaptaciones de Tim Burton y las desquiciantes mutaciones discotequeras de ese enloquecido director llamado Joel Schumacher. Todas estas versiones han quedado más o menos caducas comparadas con la trilo­gía maestra de los hermanos Nolan (Batman begins, The Dark Knight y The Dark Knight Rises), probablemente el mejor cine de superhéroes que se ha he­cho nunca.

- Anuncio -

La serie Gotham tiene varias ventajas, pero la prin­cipal es que no intenta plagiar a ninguna de sus antecesoras ni en el argumento ni en el estilo. El creador es Bruno Heller, conocido sobre todo por ser el motor de una de las series más rentables de la historia de la televisión: El mentalista. En esta se­rie se centra en los orígenes de Bruce Wayne, un ado­lescente que acaba de ver el asesinato de sus pa­dres a sangre fría y que es educado por dos pecu­lia­res padrinos: el mayordomo Alfred (Michael Cai­ne en la versión de Nolan) y James Gordon, el futu­ro jefe de policía de Gotham (Gary Oldman en El ca­ballero oscuro). También se presentan futuros per­sonajes del cómic como Joker, Pingüino, Catwoman, Enigma

La selección de actores es muy acertada, empezando por un magnífico David Mazouz (el niño de esa pequeña joya de la televisión reciente titulada Touch) haciendo de Bruce Wayne adolescente, la primeriza Camren Bicondova, que está fantástica co­mo una joven Catwoman, o el honesto James Gor­don interpretado por un creíble Ben Mackenzie. Tam­bién los actores que interpretan a Enigma y el Pin­güino destacan por su cercanía física y unos diálogos que desvelan lentamente sus complejas perso­na­lidades.
Gotham

La serie es entretenida y sabe cómo compaginar las diversas tramas. Bueno, casi todas las tramas. Hay un porcentaje de esta ficción que sorprende por­que no tiene nada que ver con el espíritu del có­mic original ni con el resto de la serie. Toda la tra­ma protagonizada por Zabryna Guevara, una especie de mujer tigresa escotada que dirige un burdel surrealista, la rutinaria cuota de propaganda ho­mosexual y un cura católico que, para variar, se de­­dica al abuso infantil son profundamente desconcertantes. Un postizo e innecesario guiño al enfermizo mundo de Sin City y al estilo rudo que tantas ve­ces caracteriza a las series de la HBO, que hacen que la serie resulte gravemente dañada.

Es una lástima porque Gotham lo tenía todo para su­perar la estela, intocable por ahora, de la serie Arrow. El cine de superhéroes, en este caso, sigue ga­nando por goleada a la televisión. Veremos qué pa­sa con la versión recién estrenada de The Flash en la pequeña pantalla.

Claudio Sánchez

- Anuncio -