Inicio Series TV "La muerte llega a Pemberley", de Daniel Percival

"La muerte llega a Pemberley", de Daniel Percival

La comparación insoslayable con Orgullo y Prejuicio (Langton,1995) con Firth y Ehle como carismática pareja protagonista, lastra esta correcta miniserie.

- Anuncio -

***

 Calificación: +16 años (X-)

País: Reino Unido. Dirección: Daniel Percival. Guión: Juliette Towhidi, adaptando la novela de P.D. James, homenaje a Jane Austen. Intérpretes: Matthew Rhys, Anna Maxwell Martin, Jenna Coleman, Matthew Goode, Trevor Eve,Rebecca Front, Alexandra Moen, James Fleet, Tom Ward, Joanna Scanlan, Eleanor Tomlinson. Duración de la miniserie: 3 capítulos de 60 minutos. Productora: BBC Drama Productions / Origin Pictures / Screen Yorkshire. Emisión: BBC, diciembre de 2013 (5 millones de espectadores). En España: Antena 3, 1 de julio de 2014 (cuota de pantalla del 11,2%).

Las comparaciones son odiosas…pero inevitables 

Correcta adaptación de la novela de P.D. James -no tiene mucho sentido llamar spin off o secuela a la versión televisiva de este homenaje a Austen que sigue la vida de los Darcy-, quizá más llamada a triunfar en el ámbito literario que en el televisivo.

El lastre  referencial y el contraste entre los géneros romántico y policial pesan más en esta miniserie que en el libro. A esto se añade la comparación insoslayable con la extraordinaria adaptación de Orgullo y Prejuicio que hizo Simon Langton en 1995, que tenía a Colin Firth y Jennifer Ehle como carismática pareja protagonista. A su lado, el matrimonio de los Darcy encarnado por Matthew RhysAnna Maxwell Martin, queda bastante deslucido.

Imposible un pacto con el espectador, que no puede aceptar esta inversión de caracteres entre Darcy y Lizzy, ni el desmejoramiento de ésta a tan sólo seis años de casados. Los personajes secundarios resultan más creíbles que los principales. No estamos en el género ficción como en Persiguiendo a Jane Austen, en la que Daniel Percival participó como actor, para dar esos saltos en el tiempo…  

Cinco millones de espectadores británicos avalaban el éxito de la miniserie, que tan sólo alcanzó un 11,2% de audiencia en nuestro país, debido a la mala gestión de Antena 3, que decidió usarla como bala de cañón, emitiendo los tres capítulos seguidos a una hora imposible en día laborable, para contraprogramar el partido entre Bélgica y EE.UU del Mundial que daba Tele 5.

A pesar de todo, La muerte llega a Pemberley tiene como virtudes una cuidada puesta en escena, buena planificación y fotografía, y una ambientación y localizaciones exquisitas, en York Crown Court, el castillo Howard o Chatsworth House, como corresponde a las producciones de la BBC.

La trama de suspense centrada en el asesinato de uno de los invitados al baile anual de Pemberley funciona bien y aprovecha con acierto los cortes episódicos. También se sigue con interés la evolución del drama interno de los protagonistas, cuya relación de confianza se ve amenazada tras el crimen y el proceso judicial que le sucede.

Cristina Abad