· Los Romanov es una serie compuesta por largometrajes autónomos de 90 minutos. Si lo prefieren, no es una se­rie; es un paraguas bajo el que se agrupan historias con un factor común.

Manierismo retórico

Amazon no solo distribuye series, también las produce. Hay ciertos comentarios sobre las producciones de las plataformas VOD que no termino de entender. Parece que sorprende a algunos, que debieran conocer el pano­ra­ma audiovisual, que una productora como Amazon in­vier­ta en películas o series de directores conocidos y pres­tigiosos. A mí me parece normal, muy normal.

Matthew Weiner (Baltimore, 1965) es el creador de Mad Men, una serie que compró AMC. El 17 de mayo de 2015 se emitió el episodio 92 de una serie de 7 tempo­ra­das que se había estrenado el 8 de mayo de 2008. Eran unos tiempos distintos a los actuales en cuanto a los cri­terios de acceso que tenían los espectadores a una se­rie. Semanalmente, AMC emitió un capítulo de la histo­ria de Don Draper, un publicista, que se abre en 1960 y ter­mina en 1970.
Los Romanov es una serie compuesta por largometrajes autónomos de 90 minutos. Si lo prefieren, no es una se­rie; es un paraguas bajo el que se agrupan historias con un factor común: están ambientadas en la actuali­dad, aparece algún personaje descendiente de rusos y pre­domina el melodrama familiar y temas habituales en la ficción contemporánea (la busqueda de la propia iden­tidad, la insatisfacción melancólica, la creación de si­tuaciones embarazosas que generan desequilibrios en los personajes).

En los créditos vemos el asesinato de la familia imperial rusa en julio de 1918. Y hay referencias más o me­nos in­cidentales pero nunca relevantes a los Romanov (quizás la más importante es la de House of Special Pur­pose, la tercera entrega, que protagoniza Chistina Hen­dricks).

El juicio al conjunto es posible porque, aunque cada lar­gometraje sea autónomo, hay lo que podríamos llamar un tono común desencantado y hasta cierto punto fa­talista en las historias que se cuentan. Weiner sabe que cuenta con libertad creativa y financiación para ha­cer ocho largometrajes convencionales con presentación, nudo y desenlace. Y lo hace de una manera bastante pedante. Pedante porque son piezas de lucimiento de es­critura. Algo puede ser pedante pero no por ello dejar de incluir el trabajo de buenos actores y un buen nivel de producción. A Weiner parece importarle poco que los ocho largos sean parsimoniosos, que lo son y mucho. Las erupciones de manierismo retórico son constantes.

Me gustaría decirles que Weiner se inspira en Chéjov o Lermontov; que ha atrapado el alma rusa y la voz de sus mejores narradores y que deslocaliza esa esencia, per­fumando a personajes que rusifica. Pero no.

A mi juicio no hay ninguno de los siete largometrajes que he visto que pase de aprobado alto. Hay tres por de­bajo del 5 (The Royal We, Bright and High Circle y Panorama).

A los críticos profesionales se nos pide contexto, claves, tendencias… Argumentos sustantivos y no meramente adjetivos sobre producciones audiovisuales que de alguna manera son híbridos que experimentan con los formatos.

Los Romanov ha llegado a Amazon junto a una serie de 10 capítulos de 30 minutos titulada Homecoming, que produce e interpreta Julia Roberts. Mientras en Net­flix se estrenaba Maniac, que produce e interpreta Emma Stone. Voy a pensarlo todo junto y les cuento más adelante.

  • Creador: Matthew Weiner
  • País: EE.UU. (The Romanoffs, 2018)
  • Intérpretes: Isabelle Huppert, Aaron Eckhart, Noah Wyle, Christina Hendricks, Jack Huston, Paul Reiser, Diane Lane, John Slattery, Amanda Peet, Mary Kay Place, Griffin Dunne, Cara Buono, Ron Livingston, Clea Duvall, Radha Mitchell
  • Duración: 1 temporada (8 capítulos de 90 minutos)
  • Emisión en España: Amazon Prime
  • Público adecuado: +18 años
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor