· Con una temporada corta de ocho capítulos, Occupied 2 acelera la trama para narrar las tensiones entre rusos y noruegos, y entre los jefes militares y los políticos.

Noruega libre

Ya reseñamos en esta web la primera temporada de esta exitosa serie noruega recibida con mucho interés en aquel país y que se vendió bien a otros distribuidores europeos desde su estreno en 2015. Al terminar los primeros 10 capítulos dejamos al rico (riquísimo) país noruego de 5,2 millones de habitantes y 25.000 kilómetros de costa con un gobierno tutelado por los rusos que siguen ocupando las instalaciones de gas, petróleo y yacimientos de torio del país nórdico con la aquiescencia de la Unión Europea y EE.UU. de perfil.

El ex primer ministro, Jesper Berg, vive exiliado en Suecia desde donde mantiene contactos secretos con la organización clandestina Noruega Libre, que lucha por recuperar la soberanía de un país independizado de Suecia en 1905, neutral en la I GM y ocupado por los nazis en la II. Un país donde el servicio militar es obligatorio para hombres y mujeres, que cuenta con un ejército muy moderno y operativo presente en misiones internacionales, fundador de la OTAN (un noruego, el ex primer ministro Jens Stoltenberg, es el secretario general desde 2014).

Vaya por delante, que es difícil comenzar una segunda temporada de manera más estúpida. Los guionistas insultan la inteligencia del espectador y cosifican a los actores, especialmente a Janne Heltberg, que tiene un papel muy destacado en esta temporada. Se supone que la secuencia de sexo entre el primer ministro y su jefa de gabinete es necesaria porque los espectadores somos tan torpes, tan lerdos, que no somos capaces de imaginar que los políticos también… en fin, vamos a dejarlo.

No. No lo dejamos: muchos productores audiovisuales siguen frivolizando con un material sensible y delicado, desnudando actores delante de una cámara y pidiendo que representen actos sexuales, muchos de ellos tortuosos…

Luego se apuntan raudos (y raudas) al #metoo y al #noesno. Hipocresía, doble moral, repulsivo mercantilismo, explotación globalizada (no solo en Hollywood) de algo muy cercano al combustible pornográfico que está en el origen de muchos trastornos sexuales en hombres y mujeres acelerados, pasados de vueltas.

Y hay agresiones, abusos, violaciones, acosos que recuerdan a los que salían en tal serie o película. Pero claro, estas reflexiones son propias de rancios críticos puritanos que quieren coartar la sacrosanta libertad de expresión… La representación no tiene nada que ver con la conducta del espectador y punto final. En fin…

El acierto de la temporada corta

La opción por la temporada corta (solo ocho capítulos) es inteligente porque lo más interesante ya estaba contado en la primera. Conocemos a los personajes y la trama se acelera para contar las tensiones entre rusos y noruegos, las tensiones entre los jefes militares y los políticos. Hans Martin Djupvik, ahora jefe de una agencia policial creada a su medida y bien mirada por los rusos, está casado con una inteligente jueza que llamará la atención por sus propuestas. La dueña del restaurante (Bente Norum), que mantiene una relación con un destacado dirigente ruso del contingente ocupante, sigue atendiendo negocios de hostelería que tienen muchos clientes rusos.

El generoso presupuesto se usa bien, incluyendo numerosas localizaciones y secuencias de acción. El conjunto de los actores y acciones de la trama se reducen para que el espectador no se pierda, aunque el coste sea una cierta simplificación. Los finales de capítulo (siguen titulándose simplemente con el mes) están bien trabajados.

El cierre de la temporada está concebido para que la tercera sea casi obligada. Veremos. O mejor, verán: mi cupo nórdico ha quedado cubierto y, como en otras ocasiones, se alarga en exceso. Pero bueno, veremos.

  • Creadores: Karianne Lund, Erik Skjoldbjærg, Jo Nesbø
  • País: Noruega (2015)
  • Intérpretes: Henrik Mestad, Eldar Skar, Janne Heltberg, Ane Dahl Torp, Ingeborga Dapkunaite
  • Producción: Yellow Bird, TV 2 Norge
  • Duración: 2 temporadas (8 capítulos de 45 minutos)
  • Emisión en España: Movistar+
  • Público adecuado: +18 años (X)
Reseña Panorama
s
Compartir
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor