· The Looming Tower es una serie que aborda determinados asuntos de Estado muy interesantes, pero mal narrados.

Del libro a la pantalla pequeña

En 2006, Lawrence Wright publicó un voluminoso libro titulado The Looming Tower: Al-Qaeda and The Road to 9/11. El texto, compilado por una de las más potentes editoriales a nivel mundial (Alfred A. Knopf), ganó el Pulitzer en la categoría de No Ficción en 2007 y se vendió bastante bien. Es una investigación exhaustiva sobre la génesis de Al-Qaeda y la trayectoria del saudí Osama Bin Laden y de su lugarteniente egipcio, Ayman Al-Zawahri.

Wright, que tiene ahora 70 años, trabaja en The New Yorker desde 1992 y da clases en el Centre for Law and Security de la Escuela de Derecho de la New York University (NYU). Una década después de la difusión del libro, Hulu (la productora de The Handmaid’s Tale, cuya segunda temporada se acaba de estrenar) ha lanzado esta miniserie de 10 capítulos, que distribuye internacionalmente la poderosa Amazon Prime.

En 2010, Wright y Alex Gibney ya hicieron el documental My Trip to Al-Qaeda, basado también en el libro antes mencionado.

El guionista de Foxcatcher

Para juzgar la miniserie que producen Wright, el director Alex Gibney y el guionista Dan Futterman (Truman Capote, En terapia y Foxcatcher) hay que considerar que adapta los tres primeros capítulos de un libro que en su mayor parte (el 80%) trata de terroristas en países como Yemen, Somalia, Afganistán y Malasia. La versión audiovisual ha preferido conceder el protagonismo a los personajes norteamericanos, de la CIA y el FBI, que investigan las actividades de Al-Qaeda en los años previos al atentado de las Torres Gemelas.

Esta opción convierte la serie en un procedimental que pivota sobre los celos y la descoordinación -a la postre trágica- de las agencias contraterroristas norteamericanas bajo el mandato primero de Clinton y luego de Bush.

El jefe del contraterrorismo del FBI, John O’Neill (Jeff Daniels) se nos presenta como un tipo irascible, manirroto y lascivo, un sátiro impresentable que va saltando de cama en cama, aunque sorprendentemente parezca tener escrúpulos de católico, que le llevan a querer regularizar su situación matrimonial para casarse con una profesora también católica con la que le pone los cuernos a su mujer, mientras atiende establemente a tres o cuatro mujeres más. Sorprende que le quede algo de tiempo y energía para el FBI. O’Neill murió en una de las Torres, en las que era Jefe de Seguridad, tras abandonar el FBI. Descanse en paz.

El jefe del departamento de la CIA que lleva la lucha contra el terrorismo islámico es Martin Schmidt (Peter Sarsgaard en su versión habitual, soy el rey de los raritos), un tipo siniestro, taciturno y supuestamente muy inteligente que ha creado una especie de secta a su alrededor para luchar contra otra secta, la de Bin Laden.

Torpeza frívola en un tema muy doloroso

Así las cosas, a la serie le sobran las episódicas secuencias de sexo que no aportan absolutamente nada y revelan la torpeza frívola y la falta de principios de los creadores que, abordando un tema tan doloroso, parecen querer contentar a un espectador medio tonto.

Escrito esto (siento ser duro, pero hace falta ser idiota para poner a Jeff Daniels a hacer el ridículo de una manera tan espantosa), la trama de ineptitud de los servicios secretos norteamericanos está bien llevada pero el desequilibro con la subtrama de la preparación de los ataques terroristas por los asesinos de Bin Laden es evidente.

La serie cuenta asuntos que son muy interesantes pero los cuenta mal. El retrato de Condolezza Rice es sencillamente terrible. Entre las mejores secuencias se cuenta la relación de devotio feudal que existe entre Schmidt y su principal colaboradora. Y por supuesto, el personaje del agente del FBI de origen libanés, Ali Soufan, muy bien interpretado por Tahar Rahim.

The Looming Tower podría haber sido una serie (algo parecido a la excelente El hombre más buscado), pero los productores parecen pensar que quien quiera algo más interesante y arriesgado ya tiene el libro.

  • Creadores: Dan Futterman, Alex Gibney
  • País: EE.UU. (2018)
  • Intérpretes: Jeff Daniels, Tahar Rahim, Peter Sarsgaard, Wrenn Schmidt, Michael Stuhlbarg, Alec Baldwin, Bill Camp, Sullivan Jones, Virginia Kull
  • Duración: 1 temporada (10 capítulos de 50 minutos)
  • Emisión en España: Amazon Prime
  • Público adecuado: +18 años (X)
Reseña Panorama
s
Compartir
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor