El silencio en las flores: Inquietud

· Mas Alcaraz fija la óptica a través de El silencio en las flores en lo fundamental: los valores en los que prima el ser humano.

Julio Mas Alcaraz firma una trayectoria que ha tenido un impulso muy destacado en los tres últimos cortometrajes, Funky Lola (2017), Zapatos de tacón cubano (2019) y este que ahora presenta, El silencio en las flores (2021). En los tres sobresale la calidad interpretativa que aportan a sus personajes Alicia Sánchez, en los dos primeros, y Marta Nieto en el que nos ocupa.

- Anuncio -

El argumento traslada la inquietud de la dueña de un vivero cuando detecta con pavor que sus plantas es­tán enfermas, angustia que aumenta cuando conoce que todas las plantas de todo el mundo están infectadas tam­bién. La pieza está muy bien filmada y crece con el tratamiento fotográfico de Almudena Sánchez, al que se une la música y talento de Pascal Gaigne para lograr una estética de gran belleza.

Marta Nieto atraviesa un excelente momento profesio­nal que revierte en esta película, en la que controla los matices de un personaje impactado emocionalmente que reacciona y prioriza lo esencial de su vida: su hija.

El silencio en las flores es una metáfora sobre la incierta realidad que atravesamos, donde Julio Mas, a pesar de todo, habilita una ventana a la esperanza. En esa vía luminosa la naturaleza, como espacio de belleza y de re­fugio interior, se imbrica en el paisaje generado por la ma­gia del cine (secuencia de la cabaña iluminada). Así, Mas Alcaraz fija la óptica en esta hermosa película en lo fundamental: los valores en los que prima el ser humano.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Almudena Sánchez
  • Montaje: Juan Carrascal-Ynigo
  • Música: Pascal Gaigne
  • Arte: Laura García Serrano
  • Producción ejecutiva: Carmen Choclán
  • Productora: Un Chien Européen Films
  • Duración: 16 m.
  • Público adecuado: + 7 años
  • España, 2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete