Diplomacia

Schlöndorff arranca un memorable duelo interpretativo a Dussollier y Arestrup en esta brillante versión de la obra teatral de Cyril Gely

Diplomacia (2014), de Volker Schlöndorff
Diplomacia (2014), de Volker Schlöndorff

Diplomacia: El arte de la negociación

Diez años después del espléndido drama histórico El no­veno día, vuelve a estrenar en España el ya septuagenario cineasta alemán Volker Schlöndorff, ganador del Oscar en 1979 al mejor filme en lengua no inglesa con El tambor de hojalata, y ampliamente galardonado por películas como El honor perdido de Katharina Blum, El amor de Swann, Muerte de un viajante, El ogro o El silencio tras el disparo. Su nueva propuesta es Diplomacia, otra reconstrucción de hechos reales, en la línea también de dos películas recientes de Schlöndorff no estrenadas en España: Strajk – Die Heldin von Danzig -semblanza de Agnieszka Kowalska, una de las fundadoras del sindicato polaco Solidaridad- y La mer à l’aube, sobre el comunista francés Guy Mô­quet, un joven miembro de la Resistencia contra la ocu­pación nazi.

En Diplomacia, Schlöndorff traduce en imágenes la obra teatral homónima, escrita en 2011 por el dramaturgo francés Cyril Gely, que también firma el guión. Su acción transcurre en París durante la noche del 24 al 25 de agosto de 1944. En su despacho del Ho­tel Mau­rice, el general alemán Dietrich Von Choltitz se dispone a destruir e inundar la ciudad para ralenti­zar el avan­ce de las tropas aliadas. Pero entonces accede a la habitación el cónsul sueco Raoul Nordling, que despliega todos sus recursos diplomáticos para evi­tar que Von Choltitz ejecute esa demencial orden de Hitler.

A diferencia de ¿Arde París? (1996), de René Clément -sobre las diversas acciones de la Resistencia pa­ra liberar la capital francesa-, Diplomacia se asienta so­bre todo en el memorable duelo interpretativo entre los veteranos Niels Arestrup (Von Choltitz) y André Dussollier (Nordling), que sacan brillo a cada uno de los sabrosos diálogos y a los hábiles puntos de giro que van impulsando la creciente progresión dramática de la trama.

Por su parte, la detallista puesta en escena de Schlön­dorff mima a los actores al tiempo que disi­mu­la la teatralidad del conjunto exprimiendo en su pla­ni­ficación hasta el último rincón del escenario casi úni­­co -a veces, con encuadres de gran potencia visual- y oxigenando esa atmósfera opresiva con inteligentes sa­­lidas al exterior, resueltas con una generosa ambientación y que le permiten convertir a la propia ciudad de París en un personaje más.

Sólidamente arropado por la variada fotografía de Michel Amathieu y la sutil partitura de Jörg Lemberg, todo lo dicho da entidad artística a la rica antro­po­logía del guión, dominado por una mirada incisiva y nada maniquea, que logra extraer gota a gota la humanidad de los dos protagonistas, mientras va repasando cada una de las peliagudas decisiones morales a las que se enfrentan, sin dejar de subrayar las terribles injusticias y crueldades de uno y otro bando, así co­mo los límites éticos de la obediencia debida. Queda así una espléndida reconstrucción histórica y una decidida exaltación de la serena negociación diplomática fren­te al horror de la guerra.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Michel Amathieu
  • Montaje: Virginie Bruant
  • Música: Jörg Lemberg
  • Duración: 88 m.
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Público adecuado: +12 años
  • Estreno en España: 14.11. 2014

Alemania, Francia (Diplomatie), 2014

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año

Salir de la versión móvil