Hanna: De armas tomar

Planteamiento poderoso del inglés Joe Wright que se va diluyendo con el paso de los minutos.

Muy prometedor resulta el comienzo de es­te thriller protagonizado por la joven actriz de Expiación, Saoirse Ronan. Vimos ha­ce poco a la prometedora neoyorquina de 17 años en Camino a la libertad, la epopeya del maestro Peter Weir.

Hanna es una niña entrenada por su padre en todo tipo de técnicas de supervivencia y combate para sobrevivir en un mundo hos­til, que la espera por motivos que desco­noce el espectador y que no revelaré. El problema de este ambicioso juguete trágico con perceptibles elementos de León, el profesional es que el planteamiento es tan poderoso, incluso visualmente, que lo de­más es cuesta abajo y la historia pierde en­teros y se vuelve convencional.

Está bien la estrategia de Wright y su equipo de guio­nistas por un tono casi de cuento, al op­tar por el punto de vista de una niña entre­nada para matar que tendrá que enfrentar­se a enemigos implacables. Pe­ro quizás hay demasiadas manos en el guión, que va perdiendo tono e intensidad pa­ra dispersarse y terminar como una pelícu­la muy convencional. En ese sentido, resul­tan arquetípicos los personajes, especial­mente el de Cate Blanchett, en un papel que  la actriz austra­lia­na se sabe de memoria.

Con todo, hay que felicitar a Wright por de­mostrar que se puede hacer una película de acción sin necesidad de gastarse una for­tuna, aún rodando en Finlandia, Ale­ma­nia y Marruecos. El presupuesto de Hanna es de 30 millones y si uno compara con el cos­te de películas similares…

Ficha Técnica

  • Fotografía: Alwin H. Kuchler
  • Montaje: Paul Tothill
  • Música: Tom Rowlands, Ed Simons
  • País: EE.UU.
  • Año: 2011
  • Duración: 111 m.
  • Distribuidora: Sony
  • Público adecuado: +16 años (VS) 
  • Estreno en España: 10.6.2011
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor