¡Piratas!

Los británicos siguen dominando el siglo XIX en la ficción, también en la parcela animada. 

El discreto encanto de la piratería

La piratería es uno de los temas que mejor caen en la pantalla grande, lo tiene to­do: aventura, acción, persecuciones, enigmas, grandes espacios, exotismo, personajes atractivos y el encanto de estar viendo una película de época. No sé cuál fue la prime­ra película de piratas, pero sé que se ro­dó hace más de cien años, y que había unos mal­vados que morían y también unos piratas “buenos” que gracias a su valor conquis­taban a la dama.

- Anuncio -

Piratas han sido Charles Laughton, Lon Cha­ney, Errol Flynn, Orson Welles, Burt Lan­caster, Walter Matthau, Johnny Depp, Jean Peters, Geena Davis y cientos más, en blanco y negro, en color, hablando o en silencio, hombres o mujeres, dibujados o en carne y hueso. Los ¡Piratas! que ahora aparecen en pantalla son de plastilina.

Los estudios Aardman (Wallace & Gromit) lle­van años ganando premios utilizando unas simples figuras de plastilina y la vene­rable técnica del stop-motion -fotografiar 25 imá­genes por cada segundo de metraje-, pe­ro con un derroche de creatividad e inge­nio y un acabado impecable. El año pasado, en la película Arthur Christmas, el estudio in­cor­poró el ordenador a sus herramientas. Es­te año lo han mantenido de apoyo al stop-mo­tion, consiguiendo mantener lo mejor del se­llo Aardman, y recordando que la in­formá­tica es un simple instrumento al ser­vicio de la creatividad. ¡Piratas! es un ama­ble y muy divertido cuento, con sabor re­tro, y un hu­mor ciento por ciento británico.
La historia de estos ¡Piratas! es la de un ca­pitán orgulloso de su frondosa barba y ado­rado por su tripulación, pero poco dotado para conseguir un botín. Año tras año sus­pira por el premio al pirata del año, siem­pre conseguido por otros más feroces y an­tipáticos que él. En la búsqueda del premio nuestro capitán pirata se encontrará con el científico Charles Darwin, la Real Aca­demia de las Ciencias y la propia Reina Vic­toria…

La película está dirigida por Peter Lord (Bris­­­tol, 1953), uno de los fundadores del es­­­­tudio Aardman, más conocido por su traba­­­­jo de productor que como director -aunque codirigió Chicken run-, que aquí demues­­­tra ser un gran realizador, con cualida­­des que han dado al es­tudio su imagen de mar­ca: la atención a los de­talles, el mo­do de ati­borrar de chistes vi­sua­les todo el de­­corado (cuadros, periódicos, adornos… to­­do), la pla­nificación de la acción, el senti­­do del humor británico y el tem­­po perfecto.

El guión ha sido escrito por Gideon De­foe que adapta su propia novela no demasia­do infantil. En efecto, la historia de ¡Pi­ra­tas! está llena de alusiones sabias que serán más apreciadas por los adultos que por los niños. La expedición de Darwin, las teorías científicas del momento, Edgar Allan Poe, la época victoriana y otros detalles no se­rán bien entendidos por los más pequeños; éstos, sin embargo, apreciarán el humor visual en la persecución por las esca­leras de una casa a bordo de una bañera, o en la pelea entre el capitán y la reina.

Técnica y visualmente es la mejor realiza­ción hasta la fecha del estudio Aardman, que integra dos técnicas diferentes a la perfección. Además, la versión en 3D, por una vez, realza de verdad la imagen (aunque en 2D sigue siendo una película excelente).

Dirección: Peter Lord, Jeff Newitt Guión: Gideon Defoe Fotografía: Frank Passingham Montaje: Justin Krish Música: Theodore Shapiro Voces originales: Hugh Grant, Martin Freeman, Brendan Gleeson, Ashley Jensen, Jeremy Piven, Lenny Henry, Salma Hayek, Imelda Staunton 88 m. Todos los públicos Distribuidora: Sony

Reino Unido/EE.UU. The pirates! Band of misfits, 2012.

Fernando Gil-Delgado
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.