Inicio Críticas series The Beatles: Get Back

The Beatles: Get Back

Miniserie documental sobre The Beatles o suculenta remesa para mitómanos, merecedora en cualquier caso de que se le dedique su tiempo

The Beatles: Get Back (Peter Jackson, 2020)
The Beatles: Get Back (Peter Jackson, 2020)

The Beatles: Get Back | Anatomías de un adiós y un tiempo congelado

The Beatles: Get Back se divide en tres capítulos que juntos rozan las ocho horas, a su vez extraídas de las sesenta filmadas en enero de 1969, durante el proceso compositivo de Let It Be. Un disco de regreso que devino póstumo, al aparecer en mayo de 1970, ya desaparecido el grupo.

Promotores principales de la película son Paul McCartney, Ringo Starr (o sea, Richard Starkey), Yoko Ono, Olivia Harrison y dos productores de olfato elefantino: Jonathan Clyde, responsable de doce documentales monográficos (sobre trece) en torno a The Beatles, y un Peter Jackson cada vez más émulo del rey Midas.

Late aquí, pues, un concepto similar al promovido por Brian May y Roger Taylor para Bohemian Rhapsody (Bryan Singer, 2018) o Elton John para Rocketman (Dexter Fletcher, 2019), con una diferencia esencial: éstas son recreaciones dramatizadas, basadas en acontecimientos verídicos; The Beatles: Get Back es una meticulosa reconstrucción cronológica de hechos filmados mientras acaecían, una de las causas de su intenso aroma a recién hecho y ocurrido.

Se trata de una obra autónoma, pero dependiente del oscarizado documental Let It Be (Michael Lindsay-Hogg, 1969), aquí reaprovechado como guía parcial del conjunto. Surge de la fusión un minucioso relato, resultante del montaje realizado por Jabez Olssen a partir del ingente material original.

También es un documento audiovisual infrecuente, porque los protagonistas son su misma materia, información y fuente. La narración no está construida conforme a habituales recursos intermediadores (narrador, testimonios…), sino pautada y ordenada por la captura técnica de acciones, diálogos, acontecimientos, sucesos, etc.

Esa labor restablecedora ha intensificado y preservado la naturalidad, aun a pesar de (y gracias a) las cámaras, siempre visibles para los intervinientes. Bastante tuvo que ver en esa espontaneidad, la pelea contra el calendario de una formación ya entonces moribunda, pero aún en condiciones de entonar un canto del cisne a la altura de sí.

El conjunto de la obra cinematográfica es ambivalente, por su interés y quizás excesiva atención a un paradójico grupo, a la vez caduco y perdurable: durante sus diez efímeros años de existencia, The Beatles significó un accesible emblema popular, iniciador de referenciales tendencias musicales, aún hoy vivas.

No obstante, eran mejores compositores que técnicos e intérpretes y quedaron además malheridos de éxito, antes de los treinta; un espectro éste que planea sobre el relato y que la disolución y trayectorias posteriores, confirmaron.

La modélica restauración tecnológica ha posibilitado reorganizar el material original, revelando una crónica de itinerario milimétrico, que reaviva la lozanía existente en cada imagen.

Ello ha sido posible, a su vez, por el formidable despliegue humano y técnico realizado en origen. Fue decisiva en este sentido, la reunión de algunos de los mejores profesionales audiovisuales del ámbito rock coetáneo, cuyas brillantes tareas desafían el paso del tiempo.

Es el caso de los camarógrafos, de la dirección de Michael Lindsay-Hogg o la fotografía de Anthony Richmond. Pero no tendría sentido dejar de mencionar al representante y productor George Martin (sucesor a su vez del precursor Brian Epstein), cuya pionera visión totalizadora, aún impresiona.

Mucho cabría señalar sobre el incalculable valor histórico, sociológico y, en particular, humano, de la película: las personalidades, roles y relaciones de los miembros del grupo, la influencia de Yoko Ono sobre su desaparición, etc. Pero mejor que leer a un intermediario, es dedicar tiempo a ser testigo.

Ficha Técnica

  • País: Reino Unido, Nueva Zelanda, Estados Unidos, 2021
  • Dirección: Michael Lindsay-Hogg
  • Fotografía: Anthony B. Richmond
  • Montaje: Jabez Olssen (sobre el original de Tony Lenny, Graham Gilding y Peter Hollywood)
  • Música: The Beatles
  • Intervenciones: Paul McCartney, John Lennon, George Harrison, Ringo Starr, Michael Lindsay-Hogg, Glyn Johns, Mal Evans, George Martin, Yoko Ono, Linda Eastman, Billy Preston, Alan Parsons, Maureen Starkey, Brian Epstein, Peter Sellers
  • Duración: 1 temporada (3 capítulos de 157, 173 y 138 minutos)
  • Emisión en España: Disney+ (estreno 25.11.2021)
  • Público adecuado: +14 años (D)
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete

Reseña
s
Licenciado en Geografía e Historia (especialidad Historia del Arte) y Diplomado en Estudios Avanzados de Historia del Arte. Autor del libro “John Ford en Innisfree. La homérica historia de ‘El hombre tranquilo’ (1933-1952)”
Salir de la versión móvil