Atraco perfecto, de Stanley Kubrick: Un drama cuasi expresionista

Atraco perfecto, de Stanley Kubrick: Una banda de delincuentes prepara un golpe para quedarse con la recaudación de un hipódromo en un día de carreras.

El norteamericano Kubrick (1928-1999) dio muestras de su talento en esta película, en la que ya está presente un virtuosismo visual marcado por una atención al detalle que, con el paso del tiempo, se convertiría en un perfeccionismo abrumador (especialmente para los actores y los miembros del equipo técnico). A mediados de los 60, le preguntaron a Welles sobre directores de las nuevas generaciones y el director de Ciudadano Kane señaló a Kubrick diciendo que le parecía un gigante. Con la seguridad que le caracterizaba (y su fama de enfant terrible que le precedía) cuando los entrevistadores le dicen que Atraco perfecto es una copia de La jungla de asfalto, Welles dice que sí pero que la copia es mejor que el original. Sin restar valor a la cinta de Huston, estamos de acuerdo con Welles.

- Anuncio -

Es muy notable el aire cuasi documental que logra Kubrick y cómo lo pone al servicio de una película que parece un atestado policial y, sin embargo, es un drama cuasi expresionista. Luego vendrían obras maestras como Senderos de gloria pero también varias cintas ampulosas e insoportables como 2001.

[…]

FilaSiete nº 209La crítica completa de esta película se encuentra en el nº 209 de la revista FilaSiete (Especial Cine Negro), que puedes adquirir por compra directa o por suscripción.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Lucien Ballard
  • Montaje: Betty Steinberg
  • Música: Gerald Fried
  • Dirección artística: Ruth Sobotka
  • Título original: The Killing
  • País: EE.UU.
  • Año: 1956
  • Duración: 80 minutos
  • Distribución: Fox
Suscríbete a la revista FilaSiete