Revolver: El Ritchie más pretencioso

Hasta tal punto se ha retrasado el estreno de esta película en España que incluso nos ha llegado antes RocknRolla, rodada tres años después. Cuesta creer que Guy Ritchie, director de dos cintas de culto tan adoradas como Snatch: cerdos y diamantesLock and Stock encuentre tantas trabas para sacar adelante comercialmente (en EE.UU. también se retrasó dos años su proyección en salas) una película que a priori promete las mismas señas de identidad que sus dos más celebrados trabajos.

Tras el tremendo patinazo que supuso Barridos por la marea, Ritchie recupera en Revolver las historias de gangsters que mezclan el estilo tarantinesco con la idiosincrasia británica. O por lo menos eso parece en su punto de partida: después de pasar siete años en prisión, Jake Green (Jason Statham) se venga del mafioso Dorothy Macha (Ray Liotta) humillándole en su propio casino delante de sus lugartenientes. Nada más completar su golpe, Green cae desvanecido y los médicos le vaticinan sólo tres días de vida a causa de una rara enfermedad en la sangre. Entonces aparecen en su vida Zack (Vincent Pastore) y Avi (André Benjamin), quienes le prometen protección ante Macha a cambio de toda la fortuna que ha amasado.

Hasta ahí toda la parte inteligible de la trama, porque después de la presentación, el filme se vuelve un galimatías pseudofilosófico que parece fluir en todas las direcciones sin llegar a ninguna parte, intentando confundir al espectador sobre lo que es real o no a base de intercalar escenas inconexas y diálogos sin sentido alguno.

Algunos fans acérrimos del director aseguran que todo tiene un propósito, pero el público (no ha llegado siquiera a recaudar cien mil dólares) y la crítica en masa ha «pasado» de encontrarlo. Roger Ebert, el celebérrimo crítico del Chicago Sun Times, a quien muchos acusan de haber perdido su acidez en los últimos años, escribió sobre ella: «¿Saben cuando a veces pasa que una película se quema dentro del proyector? Sospecho que si ocurriese con esta, el público aplaudiría».

Sin necesidad de mostrarse tan cáusticos, lo que más hay que lamentar de Revolver es que un director con tanto estilo y sentido del ritmo y del humor como Ritchie se haya vuelto tan innecesariamente pretencioso. Algunos le echan la culpa a la influencia puntual de Luc Besson, coguionista y coproductor, otros a Madonna… Probablemente tienen RocknRolla en el cine de al lado para comprobarlo.

Ficha Técnica

  • Reino Unido, 2005
  • Tim Maurice Jones
  • James Herbert, Ian Differ, Romesh Aluwihare
  • Nathaniel Mechaly
  • Barton
  • 115 minutos
  • Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año