Vatel: Arquitectura efímera

«La vida -Lorca dixit- es una tragedia para aquellos que sienten y una comedia para los que piensan». Algo así ocurre en Vatel, nueva película de Joffé (Los gritos del silencio, La misión, La ciudad de la alegría) llena de armonía y de contrastes. Ya lo avisa la frase publicitaria: «Pasión, seducción, traición» se meten en un mismo saco del que ya desde los griegos sabemos que alguna tragedia saldrá.

Si en La pasión del rey de Gerard Corbieu, el espectáculo y la música rodeaban a Luis XIV, en la cinta de Joffé, comidas y festejos orquestados por François Vatel, maestro de ceremonias de la Corte de Chantilly, deben deslumbrar durante 72 horas a los invitados: Luis XIV y su versallesco séquito. El Príncipe de Condé es el anfitrión que quiere ganarse el favor del Rey, en el negocio que se vislumbra en la guerra contra los holandeses.

- Anuncio -

Pero en la sociedad del siglo XVII, como dice el bastardo y válido del Rey Marqués de Lauzun (nuevamente impecable Tim Roth), «es muy difícil sobrevivir y ser buena persona». Sólo Vatel, poco a poco Janne de Montausier -dama de la Reina- y, en ocasiones, el hermano del rey compaginarán ambas cosas. Jerarcas, ególatras, arribistas, trepadores, traidores y algún tipo decente se pasearán por los aposentos de Palacio. Esta variedad implica actores dispares.

Vatel es un deleite visual, y eso es algo de agradecer, pero tanto se vuelca el filme en ese aspecto que olvida que el guión debe ser columna vertebral. Quizá haya un exceso de personajes (que no de subtramas), quizá el argumento sea débil. Desde luego, la huella de Stoppard no aparece.

Por encima de estas rémoras, la belleza de la película seduce y cautiva, con un soberbio estudio de la luz, que va cambiando según nos encontremos entre fogones o terciopelos. La música se da la mano con la historia y el despliegue de arquitectura efímera quedará para el estudio de los especialistas. Se entiende a Joffé cuando confiesa que «muevo las cosas para enriquecer la imagen y comunicar tanto como sea posible».

Ficha Técnica

  • País: Francia/Reino Unido, 2000
  • Fotografía: Robert Fraisse
  • Música: Ennio Morricone
  • Estreno en España: 25 mayo 2001
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año