Viaje a Darjeeling: Un Wes Anderson asequible

Francis, Peter y Jack son tres hermanos de personalidades encontradas que no se hablan desde hace un año, justo desde que se celebró el entierro de su padre. A iniciativa de Francis, el mayor, deciden hacer un viaje en tren por India para superar viejas rencillas y recuperar los lazos que les unían. Todo esto y mucho más es Viaje a Darjeeling, quizá el trabajo más logrado hasta la fecha, aunque ni mucho menos redondo, del iconoclasta Wes Anderson (Life aquatic, Los Tenenbaums).

Anderson no abandona sus excentricidades, se mantiene fiel a su peculiar estilo y su propuesta se vuelve a antojar artificial en muchos momentos: estructura la narración de manera episódica, abusa de la cámara lenta y otorga un protagonismo excesivo a la música extradiegética (el grupo los Kinks parece ser su nuevo leitmotiv). La diferencia respecto a sus anteriores obras es que, por una vez, se puede empatizar con los personajes, la historia atrapa a ratos y, sin estar exenta de baches, la película no se hace nunca aburrida. Lo que parece un tren a punto de descarrilar, compuesto de escenas aparentemente inconexas y difícilmente clasificables entre cómicas, dramáticas o directamente absurdas, son dotadas de sen­tido tras arribar a una conclusión bastante satisfactoria desde el punto de vista emocional.

Entre las virtudes del filme también es­tá la perfecta elección de actores. A los casi siempre estupendos Wilson y Sch­war­tzman, habituales del realizador texano, se une Adrien Brody, que parece pe­dir a gritos que le surjan más oportunidades de explotar esa gran vis cómica que tiene tan escondida. Y si hay que criticar a Anderson por sus prolongados vicios, también es justo recordar sus virtudes estilísticas: sigue demostrando una increíble habilidad para rodar planos largos, incluso en espacios cerrados. En ese aspecto técnico está a la cabeza respecto al cine que se hace hoy en día.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The Darjeeling limited, 2007)
  • Fotografía: Robert Yeoman
  • Montaje: Andrew Weisblum
  • Música: Randall Poster
  • Duración: 91 m. Adultos
  • Distribuidora: Fox
  • Estreno: 4.I.2008